Consuelo Antúnez: «Los contratos tienen que ser para las empresas legales»

    La presidenta de los constructores denuncia el «grave» intrusismo que sufre el sector en las Pitiusas

    Consuelo Antúnez, en su oficina. GABI VÁZQUEZ
    - Publicidad -
    El Paladar
    El Paladar
    El Paladar
    El Paladar

    Consuelo Antúnez preside desde hace tres años la Asociación de Constructores de la Pimeef, compuesta por medio centenar de asociados, y desde entonces está empeñada en luchar contra el intrusismo laboral en el sector, su principal caballo de batalla.

    —Los últimos datos reflejan un buen comportamiento de la construcción en las Pitiusas, ¿realmente se está notando?

    — Estamos mejor que en años anteriores. Los datos de 2014 que manejamos, que son los proyectos visados por el Colegio de Arquitectos, son buenos, así como los datos de las contrataciones, que también van para arriba. Eso sí, están muy por debajo de como estaban en 2007, pero por lo menos son datos positivos.

    —¿Reforma u obra nueva?

    —Las dos han crecido y eso es muy importante. Hay un poco de todo y mucha reforma, sí. Pero hay que tener en cuenta que de los proyectos que se hayan visado, a que luego tengan financiación y que luego nos contraten a las empresas legales…va un mundo.

    —Ha definido en una frase dos de los problemas más importantes a los que se enfrentan: financiación e intrusismo.

    —Así es. La falta de crédito es un problema importante. Parece que la situación va mejorando pero está muy complicado. Crédito para una promoción de viviendas, directamente no hay. Puedes presentarlo o vestirlo como quieras, pero para promociones te dicen que no, ya no hay posibilidad. Es complicado y me imagino que mientras los bancos tengan sus propias viviendas, que es lo que quieren vender, pues no ofrecen créditos para que la gente se haga sus propias obras, claro.

    —Una de sus quejas más habituales desde que llegó a la presidencia es el intrusismo. ¿Ha mejorado en algo la situación en estos años?

    —No ha mejorado en nada, seguimos igual y mientras no haya voluntad de mejorar el tema, la cosa no va a cambiar. El otro día comentaban otros empresarios en una tertulia en la que participé que en Balears hay muchas empresas que trabajan los fines de semana y por la tarde, que es precisamente cuando ya no hay inspectores porque estos trabajan de 8 a 15 horas. Realmente hay poca inspección y la que hay va a las obras que están dadas de alta. Los inspectores no pasean por el campo o por la calle para ver lo que se está haciendo. Realmente es el problema más grave que tenemos. Los contratos tienen que ser para las empresas legales y eso ahora no ocurre.

    —Recientemente comentaba que los grandes proyectos de construcción en Ibiza los están haciendo empresas de fuera. ¿Por qué?

    —Contratar a según que empresas de la península les resulta más barato, porque primero a lo mejor las condiciones en las que vienen estos trabajadores no son las mismas que tienen aquí y también es cierto, según tengo entendido, que la presión que tenemos las empresas por trabajador es mucho más gravoso aquí que en el resto de la península. El coste por trabajador aquí es de los más altos de España, por lo que nosotros solo podríamos ser competitivos si nos fuéramos, por ejemplo, a trabajar al País Vasco. Las empresas que vienen aquí a hacer esos trabajos ya juegan con ventaja.