- Publicidad -
El Paladar
El Paladar
El Paladar
El Paladar

El empresario de ocio nocturno Ricardo Urgell y su mujer María Chaver llegaron el martes al restaurante de su amiga Alba Pau para celebrar una cena íntima de cumpleaños. Cuando atravesaron el comedor interior del establecimiento para dirigirse a la terraza, Urgell se encontró con una sorpresa descomunal y totalmente inesperada. Un centenar de amigos ibicencos, catalanes, madrileños e internacionales de toda la vida esperaban al fundador del Grupo Pachá para rendirle un sonado homenaje por su ochenta cumpleaños.

Al unísono y a la señal de su hija Iria, los invitados le cantaron el tradicional Feliz, feliz en tu día…, a lo que siguió una interminable felicitación de besos y abrazos de cada uno de los invitados que habían esperado impacientemente su llegada. La cara del creador de las cerezas reflejaba la emotividad del momento con su eterna sonrisa y su particular forma de recordar a amigos de diferentes épocas de su vida privada y profesional.

El fotógrafo de la familia, Toni Riera, había situado en la entrada lateral del restaurante un curioso set de autorretrato por el que desfilaron todos los invitados y se fotografiaron bajo un cartel de Urgell con una bombilla en la cabeza, fotografía del propio Toni Riera. Tras los brindis y los regalos, familiares y amigos se sentaron en torno a las mesas de mantel blanco decoradas con velas y objetos florales para dar cuenta de un menú especial elaborado por el chef Jordi Pau con tostadas de foie, crostas de pan con tomate y anchoas, deliciosos tomates del huerto con cebolla y picantón de pollo o bacalao a la ampurdanesa y butifarra con judías.

El anfitrión desfiló por todas las mesas para inmortalizar de forma divertida y cantando feliz cumpleaños con los asistentes mientras sonaba de fondo música de otras épocas y ritmos a cargo del dj Víctor Nebot.

Llegó el momento de los discursos y, con su habitual sencillez, Urgell agradeció la presencia de todos con un escueto: «Os quiero mucho a todos». Sus amigos José Pascual y Josep Maria Fàbregas tomaron el micrófono para bromear con su dilata vida y Alba Pau dio el toque final de agradecimiento por su ayuda y amistad a los largo de muchos años. El momento tarta fue muy celebrado por su hermano Piti, hijos Hugo, Panchi e Iria, nietos y demás familiares.

El champagne regó las copas, y la música de baile del flower puso a bailar a Tomy Botas, José Manuel Lorenzo y Olga Andrino; Juan Palacios, Joan Gràcia y Ana Fernández; los artistas Toni Riera, Elizabeth Lui, Willie Márquez y Romy Querol; José Pascual, Piti Urgell y Maribel Baret; Gelete y Pablo Nieto; Pocholo Martínez, Josep Maria Fàbregas, Klaus Rink, Macarena Rey, Doumi Busturia, Montse Klein, María y Gloria Calderón; Mariano Silvela, Franco Ubaldi, Armando González, Pili Bay y Pablo Martínez; Gloria Corominas, Francisco Ferrer, Mariano Matutes, Lara Metzger, Aiste Zabelate, Alicia de Amador, Roberta Jurado y el arquitecto Jaime Romano; la familia Billaud, la familia de Urgell, Sara Planells y Jeannette Van Breda.