- Publicidad -
El Paladar
El Paladar
El Paladar
El Paladar
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

No existe la boca perfecta, pero es posible tenerla «sana, bonita y feliz» corrigiendo, con la ayuda de la ortodoncia, los «defectos de fábrica». Y es que desde el momento que un diente nace torcido, las técnicas ortodónticas pueden enderezarlo.

¿Qué ocurre cuando no tenemos bien colocados los dientes o la forma de la boca es ‘incorrecta’? Esto puede desencadenar problemas en la forma de masticar y tragar los alimentos, dando lugar a problemas gástricos, dolores de espalda y cuello, problemas en la pronunciación, en la respiración, inflamación de encías… Por eso, lo ideal es corregir la mala oclusión cuando la persona está en crecimiento o, en su defecto, lo más tempranamente posible.

La Dra. Algara, especialista en ortodoncia. R.E.I.
La Dra. Algara, especialista en ortodoncia. R.E.I.

La pregunta es: ¿Cómo es la mordida de tus hijos? Es decir, ¿cómo se ajustan los dientes superiores con los inferiores? Lo ideal es que es que los dientes superiores encajen con los inferiores como si una caja de zapatos se tratase. Si no es así, el niño tiene un problema de mala oclusión que es necesario tratar, como una mordida abierta (las muelas se juntan pero los incisivos no llegan a tocarse), cruzada (los dientes superiores quedan por dentro de los inferiores) o sobremordida (los dientes superiores cubren totalmente los inferiores).

Mediante la ortodoncia corregimos la posición de los dientes y el desarrollo de los huesos de la cara. Así, se distribuirán de forma armónica las fuerzas, eliminando la tensión sobre los dientes, mandíbula y músculos.

La fachada de Vitaldent Ibiza. R.E.I.
La fachada de Vitaldent Ibiza. R.E.I.

A veces, los dientes permanentes erupcionan en una posición que no es la correcta, lo que provoca gran parte de las consultas al ortodoncista en la clínica. Hay que entender que los dientes toman su posición definitiva gracias a las fuerzas producidas por los músculos bucales y no necesariamente estarán en posición patológica si al caerse el diente temporal observamos al diente definitivo desviado, ya que es posible que después de cierto tiempo la acción de algunos músculos lo enderecen.

No obstante, es muy importante la primera visita al ortodoncista cuando empieza el recambio dentario, aproximadamente a los 6 años. En el caso que el niño tuviese un problema de espacio, el ortodoncista puede guiar el crecimiento óseo mediante aparatología removible o fija, según la gravedad del caso, y solucionarlo.

Normalmente, la edad para colocar los brackets es entorno a los 12 años, pero es imprescindible valorar cada caso individualmente con un estudio diagnóstico (ortopantomografia, radiografía lateral y modelos de la boca del paciente). La ortodoncia en adultos es el gran éxito del siglo XXI. Hoy en día disponemos de muchas herramientas para ganar en estética, rapidez y comodidad en el tratamiento.

La recepción de la clínica. R.E.I.
La recepción de la clínica. R.E.I.

Existen técnicas como los brackets de autoligado, en las que el paciente solo necesita realizarse las revisiones cada tres meses en lugar de cada mes. Son muy operativas. La ortodoncia invisible (alineadores transparentes) ha supuesto toda una revolución en la ortodoncia actual ya que proporciona mucha estética y comodidad. En clínica Vitaldent Ibiza la Dra. Algara lleva una década dedicándose exitosamente al diagnóstico y tratamiento de pacientes con problemas ortodóncicos.

Recomendaciones

  1. Primera visita al dentista: a los 36 meses.
  2. Primera visita al ortodoncista a los 6 años. Valoramos la necesidad de tratamiento ortopédico.
  3. Visitas anuales hasta los 12 años.
  4. Visita al ortodoncista a los 12 años para valorar la necesidad de tratamiento ortodóncico.
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.