Una de la partes que tengo más descuidada, bueno, como todo mi cuerpo antes de empezar el #RetoFitDI es mi cara. Tengo algunos granitos, y la verdad es que no me la cuido mucho. Así que hoy en Mandala Ibiza me han hecho una limpieza de cara. Es fundamental lucir bien el rostro, lo primero en lo que nos fijamos. Hace un par de años me hice una, pero no tenía nada que ver con la de hoy. En Mandala utilizan la última tecnología y, claro, se nota en el resultado final, que es lo más importante.

Me ha encantado, que lo primero que hacen es un diagnóstico facial con una microcamara para saber el estado de la piel y confeccionar una limpieza cien por cien personalizada.

Mandala – Limpieza

Lo primero ha sido la limpieza con oxígeno para preparar la piel. Es fundamental para que el resto del tratamiento tenga el efecto deseado, como me explicó Ángeles mientras que me lo aplicaba. La sensación es verdaderamente agradable y relajante.

El segundo paso ha sido la pala ultrasónica. Con esta paleta se eliminan los restos que hayan quedado en la piel, y además, el calor que emite reactiva el poro, hace que se contraiga y que se cierre.

Luego he probado un aparato que se llama Whis Pro, que tiene diferentes tipos de cabezales tecnológicos de última generación. Esta técnica sirve para aumentar el riego sanguíneo y arrastrar las células muertas. Además en el Whis Pro se introduce una cápsula para adecuar el tratamiento al tipo de piel y a las necesidades. En mi caso, Ángeles ha elegido una para aportar luminosidad a la piel. Y me ha encantado, vibra un poquito, de tal manera que la sensación es muy agradable.

Así que cada día estoy mil veces mejor que la semana anterior. Estoy tonificando, he conseguido correr más de tres kilómetros y mi piel rostro está reluciente.

Déjenos sus comentarios

Notificarme de
avatar
500
wpDiscuz