Con tres embarazos, fortalecer es suelo pélvico es fundamental para mí. Pero ahora que estoy practicando estos ejercicios me estoy convirtiendo en una auténtica forofa y los recomiendo a todas las mujeres.

Mientras hago los ejercicios, Marina Costa, la fisioterapeuta, me va contando que estos músculos se debilitan mucho no sólo con los embarazos sino también por la práctica de algunos deportes, después de una operación quirúrgica, por herencia, o por algunos hábitos cotidianos como por ejemplo retener durante mucho tiempo la orina, la tos crónica, o el estreñimiento. ¡Para que veáis!

Y entre las consecuencias de no tener en forma estos músculos pueden ser la incontinencia urinaria, los prolapsos o las disfunciones sexuales. Así que si no quieres que te pase esto, lo mejor es prevenir.