El #RetoFitDI me está dando la oportunidad de adentrarme en un mundo antes desconocido. Ejercicio, buena alimentación y tratamientos de estética… algo que no había ni soñado.

Esta semana he tenido consulta con el Dr. Ángel Gálvez, especialista en Medicina Estética de Eiviestetic, el nuevo centro del Grupo Policlínica. Hemos estado revisando mis hábitos y, lo mejor, he probado un nuevo tratamiento, la carboxiterapia.

El doctor me explica que se trata de introducir gas dióxido de carbono (CO2) debajo de la piel. “Es un revitalizante para las zonas castigadas, como tu abdomen, donde se encuentran volúmenes grasos. Con ello se consigue mejorar la vitalidad de esos lugares”, dice.

Por lo que me cuenta, este tipo de tratamiento se utiliza hace más de 70 años para tratar escaras, estrías, daños en piel… pero dadas su ventajas, en los últimos años se ha empezado a aplicar en medicina estética.

Me explica que consiste en unos pinchazos, y creo que nota como se me cambia la cara,  no me hace mucha gracia, aunque en seguida me tranquiliza, ya que me dice que se hace con agujas muy finas, que apenas se nota. ¡Menos mal!

Me tumbo en la camilla, tranquila pero un poco tensa… aunque confieso sinceramente que con el primer pinchacito me relajo. Noto que al insuflar el gas algo me presiona y luego noto una sensación de agujetas. Nada molesto, es algo diferente, que nunca había experimentado. Justo lo que me acaba de contar el doctor.

Para que se vea el resultado de este tratamiento se deben realizar entre 7 y 10 sesiones. Así que ya os iré contando. Esta primera sesión ha sido mucho mejor de lo que esperaba. No duele nada y me siento superbién.

Estoy pensando en la cena, hoy una buena ensalada y un yogur de postre.

¡Hasta la próxima!

Déjenos sus comentarios

Notificarme de
avatar
500
wpDiscuz