Tengo que empezar con mi hashtag preferido: #YoPuedoTuPuedes. Ayer eran las nueve de la noche cuando llegué al gimnasio que el Grupo Policlínica tiene en Sa Residència. Estaba cansada y acatarrada.

Allí me estaba esperando Jordi Bonet, el entrenador personal de la Unidad de Salud, ¡me siento como las famosas con mi entrenador personal! Aunque es más duro de lo que parece porque está todo el tiempo pendiente de mí.

Comentamos un poco como me encontraba después de la primera sesión de la semana pasada. Insiste en que necesito tonificar  mucho: brazos, piernas, abdomen y glúteos, vamos ¡todo! Es lo que tiene no haber hecho deporte nunca

Así que me pongo con los ejercicios que me recomienda, ayer, se centraron en el entrenamiento en suspensión, más conocido, TRX. ¿Sabes qué es?

Es un entrenamiento que ahora está de moda, y  que se sirve de tu propio peso para fortalecer distintas zonas… Como a mí me hace falta mucha tonificación, Jordi me indica que es ideal para empezar. Pero ¡ojo! Estos ejercicios, sin nunca los has hechos, deben ser supervisados por un profesional.

Lo bueno es que no requieren una forma física previa, ya que hay sesiones diseñadas para todo tipo de niveles. Aunque es fundamental que un profesional te enseñe a utilizar correctamente el sistema de anclaje y cintas.

Comienzo la sesión en la cinta de correr. Nunca me ha gustado correr y además ayer notaba que me faltaba el aire con el catarro que tengo. Pero, en solo cinco minutos ya me siento muchísimo mejor. El deporte me hace sentirme feliz, aunque haya que esforzarse.

Después combinamos en los ejercicios de TRX  sentadillas y brazos. Y ejercitar los brazos es lo que más me cuesta, pero sé que poco a poco lo iré consiguiendo.

También hice abdominales y ejercicios de plancha, tanto boca abajo como lateral, por suerte tengo más resistencia en las piernas y abdominales que en los brazos… espero no tener muchas agujetas mañana, pero sí que es verdad que al estar resfriada, noto que tengo que hacer un esfuerzo extra, y que además estoy bebiendo más agua de lo normal (eso también es bueno para la retención de líquidos.)

Terminamos la sesión con estiramientos, que hay algunos que molestan un poco, pero Jordi me comenta que poco a poco, iré notando más flexibilidad en los músculos.

Aunque hagas deporte de vez en cuando, te recomiendo unas sesiones con un entrenador personal, ya que te enseña cómo realizar cada ejercicio sin dañarte ni lesionarte.

Cena saludable tras un día duro

Ya estoy a punto de irme a dormir. Os cuento que estoy empezando a comer más sano. Por suerte no tengo que adelgazar, pero sí comer mejor. Las verduras no me gustan mucho, sé que son fundamentales para una dieta sana. Así que me he preparado un plato delicioso, rápido y sencillo: aguacate, tomate y queso mozzarella.

Tengo pendiente una sesión con el nutricionista, pero mientras, hago mis pinitos. ¡Fuera bollería industrial!

Déjenos sus comentarios

Notificarme de
avatar
500
wpDiscuz