Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Dj, productor. Viaja por el mundo con su nuevo proyecto audiovisual y en 3D que cuenta sus experiencias futuristas entre el hombre y la máquina. «‘Hybrid’ es una historia sobre rebeldía, independencia y termina finalmente con la conformidad. Es como un relato triste post-apocalíptico del conformismo». Así define su opera prima electrónica de mezcla de músicas a veces muy oscura, apocalíptica, para bailar, o sentirse melancólico. Todo ello proyectado sobre efectos visuales de ciencia ficción elaborados con tecnología y producción cinematográfica.

Ali Shirazinia, alias Dubfire, es un dj iraní-estadounidense que dejó atrás el éxito del dúo Deep Dish para adentrarse en una nueva aventura futurista en solitario.

—En pocas palabras, ¿qué es Hybrid como concepto musical?
—Es una idea que ha viajado conmigo desde hace unos años, básicamente es la concentración de los últimos diez años como artista en solitario condensado en una hora en 3D, audio, visuales y espectáculo. Siempre he querido llevar mi sonido en directo un espacio de gran capacidad, estaba esperando el momento en el que tuviera el suficiente material variado para tener una banda sonora a unos visuales y una narrativa que fuera coherente. Pasó un tiempo hasta que encontré al equipo idóneo, entre todos construimos este mundo futurista Hybrid en la que el hombre máquina nace en el sistema, este tema en el que el hombre es creado por máquinas está presente en muchas películas de ciencia ficción.
—¿Es una historia de ficción o un relato de realidad electrónica?
—Queríamos ir un poco más allá, las máquinas pretendían que el hombre se conectara a la red de la manera en la que la sociedad es hoy en día. Es un historia sobre rebeldía, independencia y terminar finalmente con la conformidad. Es como un relato triste post-apocalíptico de la conformidad. No queríamos simplemente poner imágenes y ya está como viene haciendo mucha gente, sino que queríamos que tuviera una narrativa con principio, desarrollo y fin como en una película.
—¿Cuánto hay de ciencia ficción, ciencia, humano y música?
—Buena pregunta. En principio todos quería poner artes visuales ya que todo el mundo sabe poner imágenes en ordenador y una manera fácil de solucionar problemas cualquiera que sea tu idea, pero sabíamos que si queríamos realizar esta historia futurista nos iba a costar mucho tiempo, necesitaríamos un equipo con experiencia en producción cinematográfica, implicaría actores, vestuario, tecnología, efectos especiales y todas esas cosas, así que al final decidimos crear un mundo virtual.
—¿Le gusta el resultado final?
—Estoy contento de haberme decidido a elaborarlo. La música es una mezcla de muchas cosas: Bailable, a veces, otras veces muy melancólica, muy oscura y apocalíptica y queríamos que los visuales también representaran eso.
—Le gusta ir por delante, ¿cómo se reinventa?
—Soy una persona que se aburre muy rápido, siempre quiero inventar cosas nuevas. Otra gente va a lo seguro, yo no me siento cómodo así, me gustan los riesgos, tirarme a la piscina sin saber si hay agua. Es una sensación emocionante, todo artista tiene que arriesgar. Vi una entrevista de David Bowie poco antes de morir y decía que un artista nunca tenía que ir a lo seguro y permanecer en la zona de confort. Y es así ¿qué sentido tiene? Eso es lo que el público espera de ti, tienes que desafiarte a ti mismo como artista y ser humano.
—¿Cómo ve el futuro de la música electrónica… si es que lo hay?
—Definitivamente hay un futuro, sobre todo después de ver la explosión de la música electrónica en el mundo entero y especialmente en Estados Unidos con la música llamada EDM. Internet ha proliferado nuestra música a todos los rincones del mundo. La tecnología lo ha impulsado. Algunos djs cobran cantidades desorbitadas y el dinero siempre distorsiona un movimiento positivo. Siempre habrá eventos de calidad, estaba escuchando una conferencia de promotores franceses de renombre que apuestan por eventos de gran calidad, un cartel de artistas eclécticos sin música EDM y esperan reunir 25,000 personas al día. Esto me hace pensar que habrá una reacción positiva al exagerado y negativo servicio de lujo que hay en los vips, tanto al público que busca eso como a los djs de EDM que lo promueven
—¿Hay demasiada música en internet o solo ‘beats’ de Traktor?
—Todo el mundo que tenga un poco de idea y un equipo puede hacer música pero se ha perdido la paciencia. Los jóvenes ven cómo viven los djs, ganan bien, viajan por todo el mundo en aviones privados, se hospedan en hoteles de cinco estrellas… y quieren tener eso de forma inmediata. En la época de los videos musicales, había videos impactantes, la gente joven los veía, se inspiraba y quería ese estilo de vida. Ahora ves a chicos que no han llegado a cumplir 21 años que tienen un nivel de vida que atrae y muchos piensan si él lo ha conseguido tan rápido porque yo no, dejas de lado tu educación y vas a por ello por razones y valores equivocados.
—Los niños sueñan con ser ‘Dj’ o ‘chef’.
—Es cierto, yo también adoro la gastronomía. Preferiría que fueran chefs. Es divertido, veo muchas similitudes entre chefs y músicos, los chefs son los nuevos rock stars.
—¿Prefiere pinchar en festivales o en clubs con su show?
—Me gustan ambas cosas, la intimidad de los clubs. A veces me gusta mucho pinchar en clubs pequeños ya que el público está literalmente por encima de ti y te puedes dejar llevar tocando algo más lento y más profundo, puedes permitirte pinchar material más esotérico. En cambio, en los festivales tienes una hora y media o dos como mucho para mostrar tu sonido, tiene que ser todo energía y canciones que mantengan a la multitud arriba todo el tiempo, es bueno porque es pura adrenalina y es increíble contemplar a miles de personas saltando o moviendo los brazos. Es bueno tener un balanza de las dos cosas, ya que por otro lado me gusta pinchar un set íntimo para menos gente para poder pinchar música más extraña y exhibirte más como artista.

«Internet ha proliferado la electrónica en todos los rincones del mundo y la tecnología la ha impulsado»

—¿Te puedes mostrar más tu música en clubs pequeños?
—Sí, puedes poner otro tipo de música. El año pasado pinché para la fiesta Enter (Space) en una sala pequeña y me encantó. Le comenté a Richie que me encantó la sensación de pinchar en una sala pequeña porque me da más libertad y la experiencia es muy positiva. Es una pena que esta temporada no esté la fiesta Enter.
—Tiesto, Avicii, Richie Hawtin…dejan Ibiza porque les pagan más en Las Vegas o Miami, ¿es peligroso para Ibiza?
—Las Vegas siempre será como es. Algunos amigos míos han decidido iniciar un panorama musical más equilibrado pero van contra corriente. Las Vegas es exagerado, pretencioso y ostentoso. El servicio vip y la venta de botellas es excesivo. La gente que le ha dado la espalda a Ibiza es probablemente porque estén cansados de la competencia que hay en Ibiza, van a la caza del dinero. Para mi no hay razón para ir a Las Vegas y dejar la isla. A no ser que algún amigo mío me diga que va a haber una fiesta que trae algo más vanguardista.
—Los propietarios de las discotecas están preocupados por el futuro desarrollo de los clubs. Cada vez hay más zonas Vip, menos pista y espectáculo. ¿Cómo ve este cambio estructural?
—El dinero manda, si van a seguir pagando esas cantidades desorbitadas a algunos djs los vips seguirán contentos y solicitará este tipo de djs. El tipo de pool party de Miami y las Vegas se ha infiltrado en l fiesta tradicional en los clubs y ha introducido una clientela vip internacional. El otro día vi que coches de Ushuaia ponían ‘Ushuaia loves the vips’ (Ushuaia adora los vips) me pareció cómico, un hotel diciendo abiertamente que serán bienvenidos y tratados muy bien. En uno de los paneles del IMS, creo que fue Pepe de Space dijo que los clubs se habían convertido en una especie de arena romana en la que hay toda esa aristocracia, está la gente normal y los leones. Es una pena, no todos los clubs son así, pero mucho sí. El otro día estaba pinchando en DC10 y debía haber unas 8.000 personas pero todo el mundo es igual allí, puedes estar bailando junto a un multimillonario pero no hay categorías. Así que hay balance en Ibiza si buscas ese balance.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.