[:es]Impresionantes vistas desde el comedor exterior. RUBEN E. IBÁÑEZ[:]
[:es]Impresionantes vistas desde el comedor exterior. RUBEN E. IBÁÑEZ[:]

Comedor interior. RUBÉN E. IBÁÑEZ[:][/caption]Esas amplias y sabrosas raciones atraen también a muchos visitantes que llegan en barco, incluso desde las costas levantinas,  tras fondear en las cristalinas aguas de Cala Salada. Para acompañar esta sabrosa carta, los mejores vinos ibicencos y nacionales y, como no podía ser de otra manera, de postre la greixonera  y demás platos caseros.
El restaurante, que permanece abierto hasta el próximo 31 de octubre, mantiene imperturbable la esencia de la cocina que hace 46 años implantaron Vicente y María.

Compartir
Artículo anterior(es)
Artículo siguiente(es)