Petit Pereyra está cargado de sorpresas y tras la cena, a partir de medianoche abre las puertas su ClubHouse. Espacio para bailar, tomar un cóctel de autor y escuchar buena música en su espectacular equipo de sonido.

Tiene una alta calidad en sus platos y una música especial para las noches de Eivissa. Además, cuentan con una carta de cócteles de autor y una amplia variedad de postres, como los deliciosos pancakes americanos de limón, ricotta y arándanos, como se aprecia en la foto. En cuanto a la música, cada noche sus djs residentes crean diferentes sesiones a base de vinilos, César de Melero, Willie Graff y Dj Pippi, se encargan de amenizar la velada.

Este último pincha en el ClubHouse del local esta noche de viernes y mañana sábado. Petit Pereyra abre durante todo el año, por lo que las tardes de otoño serán un momento perfecto para elegir entre un concierto en directo, un aromático café o de una gustosa cena.
¿O por qué no de hacerlo todo?, ya que hablamos de un restaurante-café-concierto.