- Publicidad -
El Paladar
El Paladar
El Paladar
El Paladar

La gastronomía de Ibiza está viviendo un momento emocionante, imprevisible y revolucionario, al mismo tiempo, en su más alto nivel. Los calificativos y la demagogia vuelcan en el mercado interior de este potente sector industrial de las islas todo tipo de comentarios y vaticinios, pero hay una ley inexorable que dictará el futuro de este relevante momento que está transformando los cimientos de la gastronomía global de las Pitiüses y de forma muy particular en la ciudad de Ibiza y su entorno: la demanda.

Gastronomia y Restauracion
La foto ilustra el nuevo estado de la gastronomía local: langosta y ‘champagne’ al lado de higos, tomates y hierbas ibicencas. Lujo y tradición culinaria se dan la mano frente al mar. Aisha Bonet

La cocina ibicenca tradicional ha vivido los vaivenes del turismo durante décadas sin alterar su ritmo, principios, estructura, costumbres, recetas y sabores. Ha permanecido un tanto ajena a la evolución de la gastronomía de vanguardia, la molecular, creativa e innovadora que aportaban los cocineros, empresarios y nuevos talentos que han tratado de dinamizar la magnífica y ancestral cocina de mar y tierra de las Pitiüses.

La irrupción de los restaurantes espectáculo como El Ayoun en Sant Rafel, pionero en teatralizar y musicalizar la cena, el tsunami de cabaret gastronómico de Lío, la estelar combinación de gastronomía y espectáculo circense de Heart Ibiza y el entretenimiento virtual en una habitación cerrada para doce comensales de Sublimotion revolucionó el concepto de sentarse a cenar y disfrutar de un solo sentido: el paladar.

Las nuevas propuestas culinarias llegaron con el sello de cocina creativa de vanguardia y gastronomía excepcional, en algunos casos, y tras unos años de asentamiento han logrado su objetivo con gran éxito internacional y mediático, como son los casos de Lío y Heart Ibiza, de mercadotecnia vanguardista como es el caso de Sublimotion o arropados por el éxito global de una franquicia internacional como Cipriani.

El efecto llamada de estos fenómenos de shows y gastronomía de primer nivel ha sido explosivo, en tiempo récord. En los dos últimos años se han inaugurado una veintena de proyectos gastronómicos de lujo de diferente estilo y con desigual resultado. El restaurante club lounge Cavalli fue una idea rompedora que importaba el glamour y la gastronomía de la franquicia ganadora en Miami, Milán y otros lugares de Roberto Cavalli y sus socios.

STK llegó a bombo y platillo con una carta de steak-house moderno envuelto en espectáculo, música y glamour a la americana con estrellas de Hollywood patrocinando actos solidarios como Eva Longoria y Julian Lennon.

Le costó mucho su irrupción potente en el mundillo gastronómico local y logró levantar el vuelo este año. La primavera de 2017 nos ha traído una docena de nuevos rincones gastronómicos de distinta índole y sabores.

Una decena de nuevos restaurantes de gran nivel han abierto sus puertas en menos de un mes. Impresionante para una isla donde viven 150.000 personas censadas, y atractivo al mismo tiempo como reclamo mundial para un turismo especializado que busca destinos donde degustar gastronomía de alto nivel sin importarle la distancia, las horas de vuelo o el importe de la cena.

La isla de los chefs

Lo más destacado y prometedor de este envite comercial e industrial es que llega de la mano de grandes profesionales y empresas conocedoras del negocio gastronómico con contrastada experiencia en ciudades de España, Holanda, Estados Unidos, Reino Unido y otros lugares del mundo.

A ello se le suma el Know how de prestigiosos chefs con estrellas Michelin en sus sartenes y ollas que aportan su conocimiento y destreza profesional a estos nuevos espacios donde degustar cocina española, vasca, japonesa, francesa, mexicana… Esta nueva iniciativa contempla incluso locales especializados en comida para celíacos, sin gluten.

Estamos ante un expectante momento de cambio en el modelo tradicional de la gastronomía ibicenca y formenterense con manteles de lujo que aterrizan con fuerza, grandes medios económicos, de marketing y estructura empresarial y nombres de rutilantes estrellas como Nobu Matsuhisa, Ricardo Sanz, Genaro Exposito, Hari Shetty, que se suman a los Sergi Arola, Paco Roncero, Albert y Ferran Adrià, Rafa Zafra, Óscar Molina, Pau Barba, Pablo Montoro y otros tantos que ya tienen mando en plaza.

La oferta y la demanda

Lo más importante ahora es conocer cuál es el equilibro inmediato de la oferta y la demanda y cómo se enfocará este indisoluble binomio en el futuro inmediato. ¿Hay tanta demanda pasa asumir la llegada de estos newcomers culinarios?, ¿se está creando sobre la marcha, al ritmo de Internet, redes sociales y nuevos tiempos, una nueva oferta de alta gastronomía capaz de recepcionar esta nueva oferta del destino ‘Ibiza’?

¿Hay Tanta demanda para asumir la llegada de ‘newcomers’ culinarios?

Muchas voces con calculada demagogia piensan que es una moda pasajera que llega atraída por el boom de la marca y en algunos casos que se trata de un posicionamiento de brand para aprovechar el tirón de la isla como destino único mundial.

En cualquier caso, crea puestos de trabajo cualificados, eleva el nivel y la calidad de la gastronomía por la competencia que se crea y logra que personajes de fama mundial como Cristiano Ronaldo, Alessandra Ambrossio, Michael Jordan o Messi cenen cada noche en un restaurante de lujo durante sus vacaciones o que Enrique Iglesias, Pau Gasol y Rafa Nadal se sienten juntos a la mesa en el local de un empresario ibicenco.

Si tenemos suerte y la demanda se intensifica, ganamos todos. El tiempo y el mercado decidirán.