- Publicidad -
El Paladar
El Paladar
El Paladar
El Paladar

­ Más de cuarenta restaurantes repartidos por toda la isla se lanzaron en octubre a dotar de su personalidad y un sentido propio al producto ibicenco, dentro de las Gastrojornadas de invierno organizadas por el Consell de Ibiza. De esta forma, 44 establecimientos ofrecieron a sus clientes, entre el 8 de octubre y el 8 de noviembre, menús a 20 euros y tapas a 5 euros, acompañadas por un vino o una caña. Precios populares para degustar la mejor oferta gastronómica de la isla, en un recorrido desde las recetas más tradicionales a las propuestas más innovadoras.

Buñuelos de raya, Can Lluc. SERGIO G. CAÑIZARES
Buñuelos de raya, Can Lluc. SERGIO G. CAÑIZARES

Con los sabores del otoño como protagonistas, la cocina ibicenca tomó en cada local su propio camino para ofrecer al comensal una experiencia única con los sabores de la tierra como referente.

Raya en escabeche del restaurante Sa Nansa. SERGIO G -CAÑIZARES
Raya en escabeche del restaurante Sa Nansa. SERGIO G -CAÑIZARES

Pescados de temporada como la raya, en un plato emblemático de la cocina tradicional como la borrida de ratjada, pero también en otras versiones como en escabeche, uno de los platos de más éxito del menú de Sa Nansa, o en buñuelos, tal y como lo ofrecieron en Can Lluc.

Frita de cerdo de Can Lluc. SERGIO G. CAÑIZARES
Frita de cerdo de Can Lluc. SERGIO G. CAÑIZARES

La matanza de cerdo, otro símbolo de la gastronomía ibicenca, ha tenido también su lugar en estas gastrojornadas con platos como la frita de matanzas, el sofrit pagès o en el popular arròs de matances.

Arroz meloso con calamar, Es Rebost. SERGIO G. CAÑIZARES
Arroz meloso con calamar, Es Rebost. SERGIO G. CAÑIZARES

El arroz ha tendido puentes entre el mar y la montaña ya que también se ha podido disfrutar en bullit de peix o en cualquiera de las numerosas recetas de los restauradores de Ibiza.

Milhojas de berenjena de Ibiza en Aubergine. SERGIO G. CAÑIZARES
Milhojas de berenjena de Ibiza en Aubergine. SERGIO G. CAÑIZARES

Con recetas como el milhojas de berenjena, puré de boniato, sorbete de higo o ensalada de calabaza, las jornadas han servido también para potenciar el uso de las verduras y hortalizas de la tierra.

Ensalada payesa con escalibada y ‘gatò’, Es Rebost. SERGIO G. CAÑIZARES
Ensalada payesa con escalibada y ‘gatò’, Es Rebost. SERGIO G. CAÑIZARES

Otros sabores se han hecho un hueco en la oferta de los restauradores destacando por ejemplo el generoso menú del Rebost de Can Prats, con ensalada payesa con escalivada y gatò, el carpacho de pulpo ibicenco, arroz meloso con calamar en su tinta y el cordero, adobado con hierbas del bosque.

Puré de calabaza Aubergine. SERGIO G. CAÑIZARES
Puré de calabaza Aubergine. SERGIO G. CAÑIZARES

Más sutil, fiel a su estilo, fue el menú ofrecido por Aubergine con ensalada de calabaza, el pollo payés con puré de boniato o el milhojas de berenjena.

Calamar salteado ‘a la bruta’, Es Nàutic. SERGIO G. CAÑIZARES
Calamar salteado ‘a la bruta’, Es Nàutic. SERGIO G. CAÑIZARES

Las tapas han cobrado este año gran protagonismo con ofertas como la frita, el calamar salteado, boquerones en vinagre, berenjena rellena y numerosos pinchos con sobrasada y botifarró.

El aceite de Ibiza, protagonista

Calamar salteado con sobrasada, Sa Nansa. SERGIO G. CAÑIZARES
Calamar salteado con sobrasada, Sa Nansa. SERGIO G. CAÑIZARES

No se olvidaron estas jornadas de un producto tan fundamental en nuestra cocina como el aceite de oliva, justo en la época en que las almazaras de la isla trabajaban a pleno rendimiento para producir el aceite de oliva virgen extra con marca de garantía ‘Oli d’Ibiza’. Así, en el marco de estas Gastrojornadas se pudieron visitar dos almazaras como la de Joan Benet en Benimussa, Sant Josep, en una jornada en la que se procesaron más de 4.000 kilos de oliva.

Cordero con hierbas, Es Rebost. SERGIO G. CAÑIZARES
Cordero con hierbas, Es Rebost. SERGIO G. CAÑIZARES

Además del aceite, los interesados también pudieron conocer el proceso de elaboración del queso de cabra payés de Ses Cabretes y probar diferentes productos autóctonos.