Mascotas. Arca de Noé. ¿Qué hago si me encuentro un animal vivo en la basura?

- Publicidad -
El Paladar
El Paladar
El Paladar
El Paladar

Por Raúl Mérida
info@fundacionraulmerida.es

SI ELLOS HABLARAN

¿Qué hago si me encuentro un animal vivo en la basura?

En España, cuando antes nacía una camada de perros o gatos, la solución estaba clara. Los cachorros eran ahogados en un cubo de agua o metidos con vida en una bolsa y arrojados al interior de un contenedor de basura. Pero, ¿realmente, todo eso forma parte del pasado?

La primera vez que me encontré a un animal en un contenedor de basura, apenas era un niño. Se trataba de unos cachorros recién nacidos. Escuché sus gritos y pedí ayuda, pero nadie me ayudó. Salté dentro y, entre arcadas, comencé a retirar bolsas y bolsas hasta que, debajo de todas, los encontré. Creí, entonces, que nunca llegaría a ver algo peor. Me equivoqué. Unos años más tarde, la historia se repitió. Esta vez fue un gato. Estaba atrapado en un contenedor de vidrio. Alguien debió echarlo allí. De nuevo tuve que meterme dentro para sacarlo y, al final, también lo conseguí pero, esta vez, los dos salimos llenos de heridas y cortes. Creí, entonces, de nuevo, que nunca llegaría a ver algo peor. Me equivoqué otra vez.
Hace tan sólo unos meses, caminando por la calle, de pronto, escuché el ladrido de un perro cuyo sonido venía directamente del suelo. Sí, bajo la misma acera que pisaba se oía aullar y ladrar al animal ¿Cómo podía ser? Entonces me di cuenta que, bajo mis pies, se encontraba instalado uno de esos contenedores soterrados que tan habituales son ya en muchas ciudades. Llamé a la policía y al servicio de recogida de basura que, al llegar, accionó el mecanismo e hizo que éste ascendiera desde el subsuelo. Y, sí, lo abrimos pero, ante nosotros, no apareció esta vez ningún cachorro ni bebé. Se trataba de un perro anciano de puro viejo, uno de esos abueletes caninos que apenas ven y menos oyen. Pese a no tener dientes, al salir de su encierro, rebañó a lengüetazos el sabor de mis manos y, agotado de tanto sufrir, se acomodó en mis brazos de puro cansancio. Sin embargo, esta vez, ya no pensé nada. A estas alturas sé bien que -mientras existan personas que no sienten, que aunque respiren hace tiempo que andan muertas- casos como éste se repetirán una y otra vez. Por eso, lo más importante es saber qué hacer.
Si alguna vez te encuentras algún animal así, por favor, no vuelvas la vista. No te alejes de allí. Acércate y, si sospechas que puede estar dentro de ese contenedor, llama inmediatamente a la policía y diles que es muy urgente. Y, por cierto, no te vayas hasta que el animal ya esté fuera de su encierro, por si llegara el camión antes de que se le sacara. No olvides jamás que, en ese momento, su vida ya sólo depende, única y exclusivamente, de ti.
Nota: Es un hecho, cada año los restos de centenares de animales acaban en los vertederos de toda España triturados por los camiones y enterrados bajo toneladas de basura.

DERECHO ANIMAL

¿Cuáles son los límites de la libertad de opinión?

Belén Perales
Abogada

En ocasiones, algunos colectivos de defensa animal se enfrentan a procedimientos judiciales derivados de sus opiniones o manifestaciones en redes sociales a propósito de temas como la caza, la tauromaquia, el abandono o maltrato a los animales. Parece ser que defender a los animales, solicitar la prohibición de la caza o las corridas de toros puede resultar ofensivo para aquellos que abogan por lo contrario y lo defienden. ¿Dónde está el límite de este tipo de opiniones?
Podemos poner un ejemplo reciente que afectó a Pacma (partido Animalista) que se encontró con una querella interpuesta por un colectivo de defensa de la caza por unas manifestaciones efectuadas en redes sociales relativas al carácter de las algunas personas aficionadas a esta actividad. Las manifestaciones se efectuaron con ocasión del asesinato de dos agentes rurales y pretendían denunciar la inseguridad de dichos profesionales en su trabajo.
Pues bien, la querella, seguida por presuntos delitos de injurias y calumnias ha sido sobreseída (archivada) por considerar que las manifestaciones formuladas no eran constitutivas de delito debiendo primar la libertad de opinión que consagra el art. 20 de la Constitución. El límite a este derecho se encuentra precisamente en el derecho al honor, la intimidad y la propia imagen, honor que, a juzgar por la resolución, no ha sido dañado.
Debemos tener en cuenta que este tipo de “actividades” cosechan un gran rechazo social o, al menos, diversidad de opiniones, a favor y en contra, y es precisamente ese rechazo el que parece legitimar, a mi juicio, que se pueda opinar diferente, siempre eso sí, con los límites establecidos.

PENSAMIENTOS ANIMALISTAS

Conciencia, poder y oportunidad

Victoria Lacalle
Psicóloga

El verano es la peor época del año en cuanto al número de animales abandonados.

 

 

En el primer artículo publicado hablaba de la importancia de sanar la relación existente entre humanos y animales, para poder ayudarlos de una forma real. Pero no existe posibilidad de sanar algo sino tomamos conciencia sobre nuestro poder y capacidad para lograrlo. Sabemos que esta época es la peor del año de cara al elevadísimo número de abandonos de animales en el periodo vacacional. Por eso, voy a hacer hincapié en el poder que tenemos para cambiar una vida y para cambiar la realidad de muchos animales. Si tomamos la decisión de ampliar nuestra familia con uno de estos maravillosos seres, tendremos dos opciones. La primera, sería adquirirlo comprándolo y fomentando el negocio de vidas inocentes. Este hecho conlleva consecuencias tales como que el número de animales abandonados no descienda y, por otro lado, fomenta el desarrollo de criaderos donde los animales son explotados para beneficio de los humano. La segunda posibilidad sería tomar conciencia de nuestro poder a la hora de cambiar la realidad de un animal que sufre. Una vida puede parecer poco o una vida puede serlo todo. Animales que son abandonados en la carretera sintiendo el desprecio de la persona a la que más han querido, siendo vulnerables y acompañados del calor, la soledad, el miedo y el hambre… Sumado en muchas ocasiones a los malos tratos. Animales que terminan encerrados en una jaula de una perrera, decidiendo si esperar a que llegue su número para que terminen con su vida o morir antes de pena por todo el dolor acumulado en su corazón. Si tomas esta segunda alternativa como forma de tener un compañero de vida, le vas a cambiar completamente su perspectiva, tanto enseñándole lo que significa la palabra amar y respetar como devolviéndole la confianza y la dignidad. Pero de esta forma también adquieres como persona unos valores y una integridad que fortalecerán tu autoestima y facilitarán tu desarrollo y crecimiento personal. Porque que no existe nada más gratificante y enriquecedor que dar la oportunidad de devolver el valor de la vida a alguien a quien otros le despojaron de sus derechos sin la más mínima sensibilidad.

VETERINARIO DE CABECERA

La pregunta de los lectores

Tengo un perro al que, además de su pienso, le encantan las verduras. Come tomates, manzanas, peras y, prácticamente, cualquier tipo de fruta y verdura. Estoy preocupada ¿No será malo para él?

¿Un perro puede ser vegetariano?

Los perros son animales carnívoros, por lo que la fruta y la verdura debería de ser un complemento para la dieta que no superara el 15% de su alimentación.  Como premio, sin embargo, son excelentes, ya que, si le gustan, le estamos proporcionando vitaminas y fibra.

En general, el mayor problema que puede existir para nuestros perros con las frutas es que algunas contienen altos niveles de azúcares pero, con moderación, las puede consumir. La manzana, la pera, el plátano, el melocotón, los nísperos, la sandia, el melón, la piña, etc,  son frutas que les suelen gustar mucho. Eso sí, debemos tener mucho cuidado con las pepitas, huesos, etc, ya que, si se los tragan, pueden tener graves problemas digestivos.

De todas formas, sí existen algunas frutas que deben estar prohibidas para nuestras mascotas. Por ejemplo, aguacates, uvas, pasas e, incluso, cítricos  en exceso, les pueden provocar problemas gastrointestinales. Respecto a las verduras, también es aconsejable evitar cebollas y ajos, ya que contienen sustancias que pueden perjudicarles. En cuanto a los tomates, si se los quieres dar, es mejor que estén bien maduros y, por supuesto, la patata y el boniato nunca debe comerla cruda. Por lo demás, lechugas, zanahorias, espárragos, calabazas, apios, remolachas, brócolis y espinacas, son verduras que se les puede ofrecer también sin problemas pero, recuerde, todo siempre en su justa medida

Raúl Mérida y Tamara Simón, veterinaria.

   LUZ ROJA   

El animalismo va cogiendo cada vez más fuerza pero, mientras tanto, los niveles de abandono que sigue arrojando nuestro país son astronómicos. Los distintos refugios de las islas no dan abasto. Son muchos animales a recoger pero, pocos los recursos y menos los medios. Reconocer la labor de estas entidades y ayudarlas no es una opción, es una obligación ciudadana, como también lo es recordar el Crowdfunding que la asociación ADA de Mallorca ha puesto en marcha para construir un nuevo albergue. La ayuda de todos es esencial.

   LUZ VERDE   

Luchar contra el abandono de animales no es fácil. Por un lado está la prevención y concienciación, por otro la aplicación de la ley para sancionar a aquellos desaprensivos que abandonen a sus animales y, por último, la adopción. Quien adopta a un animal abandonado, salva dos vidas. La del animal que acoge y la de aquel para el que deja sitio en el refugio. Recuerden que hay muchos animales esperando su cariño.

1, 2, 3 ADOPCIÓN EXPRÉSS

Sólo soy un perro abandonado, sin embargo, por mi raza no todo el mundo puede adoptarme. Se necesita tener licencia PPP y responsabilidad. Soy cariñoso hasta no poder más pero, también dominante con otros perros. Sin embargo, si quieres conocer al amigo más fiel que puedas tener, os espero.
Contacto: info@fundacionraulmerida.es

AMIGOS PARA SIEMPRE

Para los animales herbívoros la amistad es una parte importante de la vida, sobre todo, si quieren conservar la misma. Así, si uno come, el otro vigila y, si duermen, lo hacen juntos pero siempre alerta y es que, ante el peligro, la amistad no sólo une, también, salva.

S.O.S.

Muchos gatos, como yo, aparecen de pronto en medio de la ciudad. Al principio andamos perdidos sin saber cómo volver a casa hasta que, finalmente, nos convertimos, simplemente, en animales abandonados en busca de un hogar ¿Quieres adoptar a alguno de nosotros?.
Contacto: info@fundacionraulmerida.es

OBSERVATORIO DE ANIMALES

EL CARRIL BICI NO ES PARA PASEAR

Han sido varios los accidentes que se han producido ya por el choque de una bici y un perro en la acera. Los carriles bici en muchas ocasiones son utilizados por los peatones para pasear por ellos sin darse cuenta del peligro que conlleva andar por ahí con los usuarios de bicis. Mucho ojo con las correas extensibles de los perros ya que en ocasiones invaden esos carriles con peligro de ser atropellados. Hay que estar atentos y respetar estos espacios para evitar accidentes desagradables. Un atropello de un perro por una bici puede ser fatal para los implicados. Desde el observatorio ciudadano pedimos que se visualicen mejor estos carriles para alertar de su existencia, ya que en algunos tramos de la acera casi ni se diferencian. Todos podemos compartir la vía pública si respetamos las normas de uso. Francisco Garcia-Romeu, presidente del O.C. para el Bienestar Animal