Mascotas. Arca de Noé. Cinco animales que mataron a personas por amor

- Publicidad -
El Paladar
El Paladar
El Paladar
El Paladar

SI ELLOS HABLARAN

Cinco animales que mataron a personas por amor

Miles de animales salvajes, ‘amaestrados’ o ‘domesticados’, cada año acaban con la vida de personas en todo el mundo pero, en realidad, aunque es muy desconocido, todo se debe al ‘amor’. ¿Quieren conocer a algunos de ellos?

1994. Agosto. Ciudad de Honolulu, Hawái. 18:00h. Un circo repleto de público inicia la función. La elefanta Tyke, capturada siendo un cría en Monzambique, sale a la pista del circo. Está muy nerviosa, algo le ha asustado. Por el camino ataca a varias personas. Su domador intenta calmarle. Ésta, de un solo golpe, le rompe el cuello. Muere en el acto. Tyke escapa por el centro de la ciudad. 30 minutos más tarde es abatida por la policía. 87 balas le quitaron la vida. Su caso sigue siendo recordado en todo el mundo. A raíz de su muerte se produjeron protestas generalizadas por la vida que llevaban estos animales en los circos.

2010. Febrero. SeaWorld, Orlando. Florida. Varias orcas se preparan para el espectáculo más importante del centro. Están muy alteradas. Se trata de un macho y dos hembras que, además, están preñadas. El macho, Tilikum, está especialmente nervioso. Se acerca el momento del nacimiento de las crías. Necesita protegerlas. Una de sus cuidadoras se introduce en el agua con él. Los dos desaparecen de la vista del público. Segundos más tarde una mancha de sangre tiñe el agua. El cuerpo de la cuidadora flota sin vida sobre la piscina. Fue la primera pero no la última. Tilikum, durante sus 30 años de cautiverio, atacó a más de un centenar de cuidadores y acabó con la vida de dos personas más. Entonces salieron a luz investigaciones. Se supo que a estos animales, vivir en un espacio tan reducido los vuelve locos. Gracias a su caso comenzó un movimiento animalista en Estados Unidos para acabar con este tipo de espectáculos.

2006. India. ‘El rey de las serpientes’ de Malasia, Ali Khan, muere al ser atacado por una cobra real en mitad del espectáculo.

2012. Suecia. Ocho lobos cautivos en un zoo matan a su cuidadora durante una exhibición.

2016. Florida. Un tigre de Malasia mata a la conocida como ‘encantadora de tigres’ en mitad de un show… Y así hasta mil, o más. Pero ,¿por qué todos esos ataques? Muy sencillo, porque no los respetamos, porque los secuestramos de su mundo y los encerramos en el nuestro y, sobre todo, porque, en el fondo, nosotros todo eso lo hacemos por amor, sí, pero por ese infinito e incondicional amor que sentimos hacia nosotros mismos.

DERECHO ANIMAL

Rebeca, la vaca que quería vivir en libertad

Belén Perales
Abogada

Una vez más se ponen de manifiesto los problemas de seguridad que implican los festejos con animales. El pasado 3 de septiembre en las fiestas de Burriana (Castellón), una serie de despropósitos o faltas de seguridad hicieron que dos de las vacas que iban a participar en los festejos escaparan. Una de ellas fue encontrada a los días pero Rebeca aún no ha aparecido.

Se han empleado efectivos de guardia rural, guardia civil, bomberos, policía local… que no han servido para encontrar a Rebeca que siempre ha conseguido darles esquinazo.
Dejando a un lado lo que en Burriana considerarán una anécdota, la cuestión es: ¿Quién es responsable si ocurre una desgracia (un accidente/daños/lesiones) derivada de la huida de Rebeca? En términos generales, podemos afirmar que el ganadero es responsable de los daños que pueda causar el animal, pero también el Ayuntamiento podría ser responsable de los mismos en la medida en que ‘la huida’ se enmarca dentro de un festejo municipal en el que la corporación al parecer no adoptó las medidas de seguridad oportunas, necesarias y adecuadas a la entidad de la actividad organizada, lo que entraría en la llamada responsabilidad patrimonial de la administración. Para declararse dicha responsabilidad deberán acreditarse la efectiva producción del daño, la relación de causalidad entre el daño y el funcionamiento de la administración y la antijuricidad de dicho daño, lo que viene a suponer el incumplimiento del Ayuntamiento, en este caso, de las condiciones de seguridad que le fueran exigibles para la celebración del festejo taurino.
Mientras tanto, muchos gritamos #CorreRebeca y cruzamos los dedos para que logre vivir en libertad.

Por Raúl Mérida
info@fundacionraulmerida.es

Redes Sociales

3,382FansMe gusta
446SeguidoresSeguir
1,918SeguidoresSeguir
4,176SeguidoresSeguir
102SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad -
Gastronomía y Restauración
Gastronomía y Restauración

ÚLTIMOS SUPLEMENTOS

- Publicidad -
Guía de Servicios

PENSAMIENTOS ANIMALISTAS

Términos inadecuados que perjudican a los animales

Victoria Lacalle
Psicóloga

Los términos ‘propietario’ o ‘dueño’ evocan que podemos hacer lo que queramos con el animal.

Ya hemos hablado anteriormente de la importancia de modificar el lenguaje a la hora de tratar de forma adecuada a los animales. En este artículo quiero hacer hincapié en el término ‘propietario’ y ‘dueño’.
El principal problema al que se enfrentan los animales es la posición de desigualdad en la que se encuentran a nivel social, debido a que los humanos los colocamos en una posición de inferioridad en relación a nuestra especie. Tanto es así, que incluso se les iguala a las cosas materiales sin capacidad de sentir ni vida. Por otro lado, mientras se sigan utilizando los términos ‘propietario’ o ‘dueño’ para referirse a la persona responsable de la vida de ese animal, se estará transmitiendo de forma implícita que los animales al pertenecernos y poder ser utilizados para lo que consideremos, tendremos derecho a hacer con ellos lo que queramos, dejando a nuestra elección su futuro y condiciones de vida. Lo adecuado para mejorar su situación, sería dotarlos de derechos y hacer más hincapié en el deber que nos corresponde como humanos, de cuidarlos y respetarlos. Es incoherente y contradictorio luchar porque se les trate como lo que realmente son, seres que sienten igual que nosotros y que tienen derecho a una vida digna, y por otro lado equipararles a objetos en términos legales. Es llamativo que incluso en las clínicas veterinarias utilicen el término “propietario” para referirse a la persona responsable de ese animal, ya que si los propios facultativos especialistas no contribuyen a ese cambio es complicado que el resto de la sociedad lo lleve a cabo.
El lenguaje es una conducta automática e inconsciente, pero que tiene un gran poder e influencia sobre la consideración de a quien se refiere. Sino empezamos por cambiar este concepto, difícilmente conseguiremos avanzar en la consecución de una mejora, tan necesaria como urgente, en materia de Bienestar Animal.

VETERINARIO DE CABECERA

La pregunta de los lectores

Tengo un cachorro de pastor alemán y he visto que algunas clínicas veterinarias ofrecen seguros para animales y planes de salud, pero no sé qué hacer. ¿Mejor pagar cada vez que voy a la clínica o acogerme a alguno de ellos?

¿Ventajas de asegurar a mi perro?

Los planes de salud, cada vez más usuales, consisten en pagar una cantidad mensual, trimestral o anual que nos garantiza una serie de servicios para nuestro animal. Dependiendo del plan, éstos varían. Puede tener incluidas desde vacunaciones anuales, analíticas y desparasitaciones, hasta  consultas gratuitas y chequeos periódicos. En definitiva, estos planes nos garantizan que el animal va a tener un cuidado constante e inciden mucho en la medicina veterinaria preventiva, la gran olvidada de nuestro país.

En el caso de los seguros  para mascotas, sin embargo, la mayoría están más enfocados en temas de responsabilidad civil, sobre todo cuando son razas peligrosas, aunque también muchos de ellos incluyen asistencia veterinaria en caso de enfermedad, urgencias e, incluso, cirugías más complicadas. Debes saber que estos seguros no los gestionan directamente las clínicas veterinarias por lo que es importante que leas la letra pequeña de los mismos para que no haya sorpresas en cuanto a los servicios que incluye.
Lo mejor es que lo hables abiertamente con tu veterinario y le expliques tus principales temores. Él conoce las necesidades concretas de tu perro y puede valorar con los datos que tiene, cuál puede ser, a priori, el desarrollo del mismo. Su ayuda será fundamental para decidir adecuadamente.

Raúl Mérida / Pablo Sentana, veterinaria.

   LUZ ROJA   

Los distintos registros informáticos que regulan la identificación animal en España poseen de base un gravísimo error. No es concebible que cada Comunidad Autónoma posea el suyo y, menos aún, que la comunicación entre éstos sea tan lenta y complicada. Si alguien tiene la desgracia de encontrarse a un perro identificado en una comunidad distinta a la suya, debe sentarse en el banco de la paciencia.

   LUZ VERDE   

El pasado 4 de octubre fue San Francisco de Asís, el día mundial de los animales. Si el santo que hablaba con los animales viviera, estaría muy orgulloso de la labor que realiza Laura Saetti en su casa de Sant Josep, en Ibiza, en la que cuida, mima, cura y acoge a decenas de gatos abandonados para, posteriormente, darlos en adopción. Todo ello sin ayudas y esterilizándolos a todos. Sin duda, su labor merece nuestro mayor reconocimiento.

LA PENÚLTIMA DENUNCIA

EL ROBO DE PERROS es una constante. El año pasado en nuestro país fueron robados cerca de mil perros. De éstos, el 40 % eran galgos, un 25 % de caza, otro 20 % de perros catalogados como potencialmente peligrosos y, finalmente, el resto, un 15 %, eran de distintas razas o cruces. Evidentemente, son datos muy alarmantes y, no sólo por las cifras, también por el fin que tendrán muchos de ellos. En el caso de los galgos serán vendidos al mejor postor y muchos pasaran a llevar una vida de cadena al cuello y miseria. Los de caza no tendrán un fin mucho mejor. Y de los de presa, en su mayoría, serán usados en peleas o para cría. En definitiva, a la mayoría le espera el maltrato. Por eso debemos tener mucha precaución con nuestros animales, porque en estos casos no existe segunda oportunidad.

1, 2, 3 ADOPCIÓN EXPRÉSS

Vivo en CAN DOG IBIZA. Las noticias hablan muchas veces de animales como yo. Desgraciadamente,
nos cuentan por miles en este país. Por eso, algunos establecen teorías sobre nosotros, hacen cálculos, porcentajes pero, la realidad, es que cada año nos abandonan a más. Menos mal que, a veces, hay personas como tú que nos adoptan y nos ofrecen su hogar.

AMIGOS PARA SIEMPRE

Para los primates la relación de amistad es muy importante. Les une mucho más que los lazos familiares. Para ellos significa comunicación, organización y supervivencia. Para fortalecerla se imitan, juegan y, por supuesto, se abrazan como forma de unión ante las alegrías pero, también, ante los peligros de la vida.

S.O.S.

Algunos de nosotros nacemos en medio de la calle, en un solar o en la esquina más escondida de una ciudad. Somos callejeros. No conocemos más techo que el cielo ni más cama que el asfalto. Pero, a veces, alguien nos recoge, nos cuida y, nos volvemos tan caseros, que sólo queremos encontrar un hogar donde vivir ¿Quieres conocernos? Os esperamos en Sa Coma.

OBSERVATORIO DE ANIMALES

LOS CABALLOS Y LAS ISLAS PITIÜSES.

Muchas personas desconocen que la presencia de caballos en nuestras islas no es tan antigua como la de burros y mulas. Seguramente, la mayor fuerza de estos últimos hizo que los árabes impusieran su presencia, dada la dedicación de los mismos a la agricultura. Sin embargo, tenemos constancia de que, ya en el siglo XVIII, existían también ejemplares de caballos en Eivissa dedicados, principalmente, al traslado de personas y disfrute de los mismos. La población de equinos se multiplicó rápidamente en las islas y eso produjo la existencia de nuevas profesiones como los mozos de cuadras o los herradores que tan importantes resultan hoy en día para el cuidado de los cascos de los animales. Actualmente Ibiza y Formentera tienen algunos de los caballos más cuidados de toda España. La protección de éstos es una prioridad para la mayoría de sus propietarios. Atrás quedan las secuelas de la crisis económica que tan duramente azotó la piel de muchos de ellos dejándolos literalmente en los huesos. Sin embargo, afortunadamente, hoy en día nuestros caballos vuelven a lucir con todo su esplendor.