- Publicidad -
El Paladar
El Paladar
El Paladar
El Paladar

Nadie puede negar que Ibiza es el lugar del Mediterráneo donde se pueden observar los barcos más espectaculares del mundo. Y muchas veces, para el asombro de todos, coinciden varios atracados en el puerto.

Uno de los que más ha llamado la atención es el Halcón Maltés, un espectacular velero, dotado de tres ingeniosos mástiles de carbono rotatorios con 15 velas y un superficie vélica total de 2.400 metros cuadrados. Esta embarcación es un híbrido que aprovecha la fuerza del viento y cuenta con la tecnología y el confort más punteros de la náutica recreativa. Los tres mástiles funcionan de manera independiente y bastan 6 minutos para despegar todo el velamen. Tanto es así que una sola persona puede controlarlo con un ordenador desde el puente de mando. No en vano, el primer propietario fue uno de los accionistas de Google.

Barcos más espectaculares. El ‘A’ es, por ahora, uno de desafíos más grandes de la arquitectura naval. Sebastián Candela
El ‘A’ es, por ahora, uno de desafíos más grandes de la arquitectura naval. Sebastián Candela

Hasta hace poco, este velero de 88 metros de eslora, tenía el título de ser el «más caro» ya que según algunas fuentes, costó 90 millones de euros.

El Halcón Maltés no es el clásico barco de vela, es una nueva clase de velero. Y, como dijo Humphrey Bogart, al acariciar la estatuilla que da nombre a este barco, «está hecha de lo que se hacen los sueños» algo que debió inspirar a los diseñadores y constructores italianos, Perini Navi.

El ‘A’ fue otro de los prodigios de la técnica que surcaron las Pitiüses. Este nuevo palacio flotante es un yate a vela con motor, diseñado por Philippe Starck. La nave consta 8 pisos, una pista de aterrizaje para helicópteros, un salón en la misma línea de flotación para disfrutar de vistas panorámicas submarinas, e incluso un espacio para albergar un submarino.

Perseus 3, a la derecha, tiene un mástil de la misma altura que un edificio de 20 plantas. Sebastián Candela

El ‘A’ es uno de los caprichos más caros de la historia, ya que se estima que ha costado 400 millones de euros

La embarcación, de 143 metros de eslora y 25 de manga, porta mástiles de 100 metros capaces de soportar 3.700 metros cuadrados de superficie vélica. El ‘A’ es, por ahora, uno de desafíos más grande de la arquitectura naval. También es uno de los caprichos más caros de la historia ya que se estima que el magnate ruso Andréi Melnichenko ha desembolsado 400 millones de euros.

Perini Navi es también el autor de otro espectacular barco, el Perseus 3, un balandro de 60 metros de eslora que tiene como singular un mástil de poco más de 75 metros de alto, como un edificio de 20 plantas. El fabricante de este gigantesco palo, al igual que la botavara del ‘A’ tienes sello español y han corrido a cargo de Future Fibres, con sede en Valencia,