El presidente de la Asociación Náutica de Pimeef, Ramón Diáz, en el puerto deportivo Marina Botafoch. GABI VÁZQUEZ
El presidente de la Asociación Náutica de Pimeef, Ramón Diáz, en el puerto deportivo Marina Botafoch. GABI VÁZQUEZ

Las cifras siguen sin dejar plenamente satisfechos a los empresarios náuticos, pero lo cierto es que la actividad del sector esta temporada en Ibiza y Formentera parece que endereza el rumbo tras unos años difíciles. Aunque todavía no se tienen los datos oficiales del último trimestre en la mano, Ramón Díaz, presidente de la Asociación Náutica de Pimeef, calcula que el incremento de ventas con respecto al año pasado es de un 15%.

«La verdad es que hay más alegría y que vamos un poco mejor que el año pasado»,

confiesa Díaz, quien aclara que la mayor parte de ese incremento en matriculaciones han sido de barcos de alquiler. «Los particulares compran muy poco», lamenta. En este sentido, Ramón Díaz desde su llegada a la presidencia de esta asociación en noviembre del año pasado, Díaz insiste en que las Pitiusas tienen un hándicap muy importante, «que es la falta de puestos de atraque lo que provoca que no se matriculen más barcos porque no hay donde poder ubicarlos. Si se encuentra algún atraque disponible está a un precio totalmente desorbitado».

Barcos atracados en un puerto deportivo de Ibiza. CRISTINA LÓPEZ
Barcos atracados en un puerto deportivo de Ibiza. CRISTINA LÓPEZ

En cambio, donde los empresarios han constatado un «importante» movimiento ha sido en el servicio técnico, en la reparación y mantenimiento de las embarcaciones. «Este año se ve a muchos barcos de 9 a 12 metros que vienen de la península y que están mal mantenidos, muy maltrechos y que recurren a nosotros porque aquí les damos un servicio muy profesional», asegura con satisfacción Díaz. Es más, el presidente de los empresarios náuticos considera que las náuticas de Ibiza son un referente en este sentido: «Ibiza es  uno de los lugares más prestigiosos de Europa en este aspecto y de los que genera más confianza a los dueños de los barcos para acometer aquí sus reparaciones y es así porque aquí tenemos muy buenos profesionales».

Menos intrusismo

Otro de los aspectos positivos que observa el presidente de la asociación esta temporada es que el intrusismo en los charters ha disminuido.

«Creo que hay más control y que muchos han visto que es mejor legalizar el negocio a seguir haciendo la competencia desleal», señala.

A pesar de ello, siguen existiendo «demasiadas» empresas que se instalan de manera ilegal en los puertos para hacer un trabajo ilegal. «Vienen sin darse de alta, sin permisos, facturan por debajo de coste, y hacen el trabajo a unos precios que son imposibles para los que cumplimos con la legalidad», apuntaba al inicio de temporada Díaz en este periódico; una situación que poco ha cambiado.

La patronal ha constatado un incremento de ventas del 15% con respecto al año pasado. f GABI VÁZQUEZ
La patronal ha constatado un incremento de ventas del 15% con respecto al año pasado. f GABI VÁZQUEZ

Balears, a la cabeza

Respecto a las cifras globales en matriculación de embarcaciones,  Baleares ha liderado las matriculaciones de embarcaciones de recreo en los cuatro primeros meses del año, con 187 operaciones, un 55,83 % más que entre enero y abril de 2014. El archipiélago ha alcanzado una cuota de mercado del 15,37 % en dicho período, según los datos de la Asociación Nacional de Empresas Náuticas (Anen) recogidos por la agencia Efe. Después de Balears es la provincia de Barcelona, la que mayor cuota de mercado tiene con un 11 % y un aumento del 38,1 %
El mercado de embarcaciones de recreo en España registró durante los cuatro primeros meses del año 1.217 nuevas matriculaciones, lo que supone un crecimiento del 15,14 % respecto al mismo periodo del 2014,
Las embarcaciones menores (hasta ocho metros), que representan una cuota de mercado del 88,4 %, aumentaron un 15,5 % hasta los 1.076 registros.
Respecto a embarcaciones mayores, las esloras superiores a 16 metros son las que más aumentan, con un crecimiento del 50 % con respecto al año anterior hasta las 12 matriculaciones, mientras que los barcos entre 12 y 16 metros son los que menos crecen, con 33 matriculaciones entre enero y abril (un 6,5 % de incremento).
Las motos de agua experimentaron el mayor incremento, con 193 registros (un 62,2 % más que en los cuatro primeros meses del año anterior). Las embarcaciones neumáticas plegables crecen un 32,7 %, registrando 195 matriculaciones sobre las 147 del año pasado (enero-abril). Los barcos a motor crecen un 8,7 %, con 549 matriculaciones frente a las 505 efectuadas entre enero y abril de 2014; y siguen a la cabeza del mercado con una cuota del 45 %.