La embarcación ‘Marigan’ del Club Náutico de Palma tripulada por Tim Liesenhoff, resultó la ganadora absoluta de la Regata de Barcos Clásicos ‘White Island Classics’ que se celebró por primera vez en aguas pitiusas durante el pasado fin de semana.

Después de tres jornadas competitivas, el ‘Madrigal´ de Sebastian Devonshire (Royal Times) y el ´Argos´ de Barbara Trilling del Club Náutico Altea finalizaron segundo y tercero, respectivamente.
Además se entregaron distinciones a las embarcaciones «más elegantes», el ‘Kelpie’ of Falmouth y «al espíritu de tradición» al ‘Argos’.

Al acto de entrega de premios asistió el Presidente del Consell de Eivissa, Vicent Torres, y el alcalde de Ibiza, Rafa Ruiz, entre otras autoridades y entidades, quienes departieron animosamente con las tripulaciones, en un ambiente entrañable y festivo.

Detalle de uno de los barcos participantes en la regata. SERGIO G. CAÑIZARES

Mejores barcos del mundo

En el acto se dio un emotivo reconocimiento de Marina Botafoch al organizador Sebastián Devonshire, titular de la marina, quien ha visto cumplir por fin su sueño de albergar esta primera regata de clásicos en Ibiza. Por su parte, Sebastián quiso agradecer al puerto su ayuda entregando un regalo al director, Pepe Roselló.

También hubo palabras de reconocimiento para la organización técnica en el mar que corrió a cargo del Club Náutico Ibiza.
Cabe destacar que la regata reunió a cinco de los mejores barcos clásicos del mundo. Y según la organización ya hay 15 veleros inscritos para la segunda edición, que tendrá lugar en 2018. Además, «está previsto invitar a la flota ibicenca de clásicos, y ver enarbolar sus trapos con el fondo incomparable de Dalt Vila», declararon los organizadores.

Según las mismas fuentes, «las tripulaciones han disfrutado de una bonita navegación en las aguas pitiusas y han agradecido la hospitalidad en su estancia en la Marina, tanto que animan a que esta regata se consolide definitivamente en el Circuito Internacional de Barcos Clásicos».
Las pruebas se desarrollaron en diversos recorridos entre las islas en las aguas de Ibiza y Formentera. El pasado sábado, 22 de abril, la embarcaciones fondearon abarloadas en la zona de Illetes, para tomar un aperitivo y reponer fuerzas. Después del descanso, se dio salida a la segunda prueba del día, largada de vuelta hacia Ibiza.

En un ambiente cosmopolita, simpático y marinero, con participantes venidos de diversos países, se celebró en la carpa de Marina Botafoch la entrega de nominaciones a los participantes en esta primera regata.

Además la Marina organizó una exposición de coches clásicos y una muestra de artesanía y de productos locales.

Sebastián Devonshire, organizador, durante la entrega de premios. SERGIO G. CAÑIZARES

Historia del ‘Marigan’

Cabe destacar que el velero ganador, el ‘Marigan’, lanzado al mar en 1898, se llamó originalmente ‘Molita’, y fue diseñado por Charles Livinstone, miembro del Comité de Inglés de la Copa América, para su propio uso. En 1920 instaló un motor y en 1936 se cambió el aparejo, por lo que recurrió a un Ketch Marconi. Así es como el actual propietario, Tim Liesenhoff encontró en Oban (Escocia) en 2003.

En 2006, el barco fue botado de nuevo después de su restauración siguiendo los planos originales de su diseñador y con un nuevo nombre: ‘Marigan’ que es una mezcla de los nombres de los hijos de los propietarios Morgan, Marine, Oceanne y Logan. Ese mismo año, participó en su primera carrera después de algunas pruebas de vela.