Ibiza es uno de los puertos destacados para los megayates que recalan en el Mediterráneo

Ibiza y Formentera se han convertido en dos destinos de fama mundial para la elite de la náutica internacional. El puerto de Ibiza y las marinas acogen cada año mayor número de barcos de gran eslora e impresionantes yates. Las calas y aguas cristalinas de las playas de Formentera son el refugio favorito para el fondeo de grandes mansiones flotantes que hacen escala en las aguas pitiusas procedentes de otros destinos del Mediterráneo.

La espectacular imagen nocturna de los palacios flotantes es una atracción para residentes, turistas y amantes de la náutica
La espectacular imagen nocturna de los palacios flotantes es una atracción en la ciudad

La proliferación de barcos de más de 30 metros de eslora es una tajante realidad que se puede divisar desde cualquier punto de las costas locales, ya no solo en la marinas y los puertos sino en calas de calado suficiente para fondear como Cala Jondal, Porroig, la bahía de San Antonio y otros puntos de aguas tranquilas y cristalinas alrededor de la franja costera insular.

A los atractivos geográficos y paisajísticos de Ibiza y Formentera de la oferta local se suma una gastronomía de reconocida calidad internacional que ha cobrado una gran importancia en los últimos cinco años y la inigualable y variada oferta de ocio, beach clubs, chiringuitos de lujo y atractivos bares y restaurantes que salpican la costa, donde el espectáculo de la puesta de sol es otra atracción sin parangón.

Algunos de los megayates tienen helicóptero en la cubierta superior
Algunos de los megayates tienen helicóptero en la cubierta superior

Esto ha logrado que el puerto de Ibiza y Formentera esté en agosto a su máxima capacidad de amarres, las marinas de Botafoc, Ibiza Magna, Marina Sa Riba y Marina Ibiza, los clubes náuticos de San Antonio y Santa Eulalia no dispongan de un amarre libre en la semana cumbre de la temporada turística.

La dársena de Levante se ha convertido en un escaparate de grandes yates que lucen espectaculares iluminaciones de colores sobre las aguas que atraen las miradas de los turistas, residentes e ibicencos que pasean por la nueva zona peatonal del puerto de Ibiza convertida en una pasarela de enormes y lujosos palacios flotantes que suponen un atractivo turístico más para los visitantes de esta renovada zona turística de la capital isleña.

No hay cifras actualizadas que den idea exacta del número de embarcaciones de recreo de gran tonelaje que amarran en los puertos y marinas locales pero los representantes de las principales compañías que controlan el flujo de estas grandes yates apuntaban en el mes de julio un notable aumento de grandes barcos que se puede constatar con el cartel actual de ‘completo’ en todas las parcelas de atraque y amarre pese a los altísimos precios que se pagan en esta fechas por poder mostrar la majestuosidad de un barco en la Milla de Platino o el puerto de la capital.

Si tenemos en cuenta que los datos de junio apuntaban ya un incremento del 10% más de amarres ocupados que en la misma fecha del 2015, la demanda a comienzo de agosto superó el 20% que ya preveían las reservas de amarres de yates para este verano, que incluso se adelantaron al mes de mayo y junio. Si se mantiene el ritmo de la demanda y la climatología del mes de septiembre es benigna podemos estar ante un año récord para el turismo náutico de las islas y probablemente una temporada espectacular en cuanto a tráfico y beneficio.

Iluminación nocturna del megayate 'Radiant' de 110 metros de eslora
Iluminación nocturna del megayate ‘Radiant’ de 110 metros de eslora

A los 2.200 amarres oficiales que disponen los puertos deportivos pitiusos hay que sumar los cientos de embarcaciones que fondean en las zonas cercanas al puerto de Ibiza, calas, playas y refugios costeros convertidos en verano en improvisados remansos marinos nocturno.

Fotos: Aisha Bonet

Visita: charter.diariodeibiza.es