Jugar en el mar no es cosa de niños y las industrias que se dedican al mar no han querido dejar pasar este filón. Cada año surgen nuevos juguetes náuticos para hacer las delicias de quienes se adentran en el agua. Desde los propietarios de los yates más lujosos a quienes se acercan a cualquier playa,  muchos  se apuntan a disfrutar de alguno de estos objetos. Hay cientos para todos los gustos y economías.

Una de las novedades menos costosa para disfrutar del mar de las Pitiüses es la máscara integral de snorkel Easybreath, se adapta al rostro de manera que no entra nada de agua y permite respirar por la nariz o por la boca. Se trata de una forma muy fácil de practicar buceo en superficie sin preocuparse por la respiración, ni por el bolsillo ya que cuesta cuarenta euros aproximadamente.

La máscara integral Easybreath es una de las novedades
La máscara integral Easybreath es una de las novedades

Aunque lleva algunos años imponiéndose, este verano está arrasando, se trata del paddle surf o surf de remo. Es una práctica que apenas requiere pericia, solo un poco de equilibrio y ganas de divertirse. Esta tabla para deslizarse por el mar con ayuda de un remo se ha hecho tan popular que hay una versión hinchable, que ocupa tanto como una bolsa de playa. Así se puede transportar en cualquier lancha o en el maletero del coche. La versión portátil se puede adquirir desde cuatrocientos euros.

Muchas veces lo más sencillo es lo más divertido. Basta una cuerda para atar una salchicha, donut, banana, galleta, rosco, o incluso un delfín, arrancar una moto o lancha y tirar de la enorme variedad de hinchables arrastrables que existen. Hay una ingente cantidad de tipos y tamaños, así que los precios también son muy variados. Además, en casi todas las playas existe la opción de alquilar una experiencia como esta.
5juguetes_hinchables_arrastres_sebas

Si de lo que se trata es de navegar por la costa sin arruinarse mucho y sin apenas encargarse de su mantenimiento, últimamente se están imponiendo las barcas semirígidas de polietileno. Según el tamaño pueden ir cinco personas  más,  incorporar un motor y a  la hora de retirase, remolcarla hasta el garaje de casa. Estas barcas se pueden encontrar desde mil setecientos euros en adelante.

Bicicleta eléctrica plegable, ideal para llevar en el barco
Bicicleta eléctrica plegable, ideal para llevar en el barco

Más sofisticado, a medio camino entre el buceo y la navegación, esta temporada se ha impuesto el Seabob, un vehículo de propulsión marina que permite desplazarse a una velocidad considerable por las aguas de Ibiza y Formentera con solo apretar un botón. Muchos yates de alquiler ya ofrecen este juguete dentro de su paquete de extras. Y quienes tienen barco propio empiezan a tener un juguete como este en sus bodegas. El precio comienza en unos siete mil euros y desde ahí hasta casi donde se quiera llegar puesto que los más caprichosos pueden personalizarlo a su gusto. Otra opción para no quedarse sin disfrutar de este torpedo es alquilarlo.

Y para bajarse del barco, nada mejor que una bicicleta plegable eléctrica con batería de litio, que se puede encontrar por algo más de mil euros.

Solo hace falta ganas de disfrutar.