El SeaBus ofrece la posibilidad de contemplar Dalt Vila de una forma diferente

Rápido, sin atascos y con vistas increíbles estas son las principales ventajas del SeaBus que conecta Ibiza, con Playa d’en Bossa y con Figueretas.

Si quieres olvidarte de los atascos de tráfico que hay a la entrada de la ciudad de Ibiza durante prácticamente todos los días y a todas las horas del verano, la mejor opción para ir de un sitio a otro es utilizar el barco.

Los autobuses del mar o SeaBus, que opera la compañía marítima Trasmapi, permiten hacer el trayecto en solo unos minutos.

Además de un medio de transporte habitual, el trayecto es toda una experiencia, especialmente cuando cae la tarde y Dalt Vila comienza a iluminarse. El ir en barco permite contemplar el paisaje, la ciudad y las playas que vemos día a día desde otro punto, algo que solo se puede hacer si se dispone de una embarcación.

El precio del trayecto de ida y vuelta es de 5 euros y para los niños hasta catorce años es de 2,5 euros. Además, quienes optan por este servicio con cierta regularidad pueden adquirir un bono multiviaje.

Los horarios son otra de las ventajas del SeaBus ya que el primer viaje sale desde el puerto de Ibiza a las 9:00 horas y el último a las 01:15 de la madrugada.

El trayecto de Ibiza a Playa d’en Bossa es de unos quince minutos, aproximadamente el mismo tiempo que se tarda en llegar a Figueretas. En menos de media hora se puede hacer un trayecto que en coche puede llegar a ser de varios minutos más.

Una vez en Ibiza se puede conectar con la barca que va a Talamanca.