- Publicidad -
El Paladar
El Paladar
El Paladar
El Paladar

Chelina Manuhutu, su impresionante belleza exótica y su talento musical le han colocado como referente internacional de la fiesta Playboy que se celebra cada mes en Blue Marlín Ibiza. Esta mujer de familia moluqueña lleva la música en la sangre. Su padre es músico de la popular banda holandesa Masala, su madre ha sido una reconocida bailarina y en su casa todo suena a música, así que estaba predestinada a ser DJ y productora aunque su estilo y elegancia la invitasen a ser modelo hasta 2011. Viaja por el mundo buscando un sueño: que su música se escuche.

—Usted viaja constantemente y vive de avión en avión.
—Es cierto, entre Amsterdam e Ibiza, viajo mucho y voy de club en club. Vivo en Amsterdam pero cada vez paso más tiempo aquí, ahora resido aquí y la intención es quedarme todo el año, así que no sé si volveré a Amsterdam.

—¿Qué significa Ibiza para usted y su carrera?
—Muchísimo, ya que toda la música proviene de aquí y todos los grandes DJs están en Ibiza, y para los clubbers es el lugar qué tienes que visitar a nivel musical.

—¿Dónde comenzó su carrera como Dj tras ser modelo?
—Bueno empecé en Amsterdam pero aquí he desarrollado  mi carrera artística. He pinchado en fiestas y diferentes clubs de Amsterdam como Superclub, Scape y muchos otros pero al final mi base como artista se decanta cada vez más por Ibiza.

—¿Cómo es que hay tan pocas mujeres DJs en la escena mundial de la música electrónica?
—No lo sé, aunque cada vez hay más chicas. A mí me encanta y no veo una razón por la que las mujeres no lo puedan hacer, si te gusta la música y bailar este es el hobby o el trabajo perfecto.

—Usted fue modelo pero soñaba con ser Dj ¿ahora es su hobby o su trabajo?
—Si tu hobby lo puedes convertir en tu trabajo no tendrás nunca la sensación de que tienes que trabajar, eso es algo fantástico. A mi me gusta ser DJ, es una gran ventaja y si puedo ganar dinero… entonces ya es una pasada.

—Holanda es la meca de los nuevos DJs de música electrónica pero pese a ello también hay muy pocas mujeres.
—Supongo que es porque es un trabajo duro, sobre todo porque es de noche y también por el trabajo de producción que haces tú sola en el estudio donde no ves a nadie. Tienes que pasar muchas horas detrás del ordenador buscando música día y noche, y realmente te tiene que gustar mucho. Quizás no es un trabajo que muchas mujeres quieran hacer, a los hombres les gusta más este tipo de cosas, a la mayoría de mujeres les gusta  la música para bailar.

—¿Cómo definiría su música? ¿en qué estilo musical o categoría se clasificaría?
—Depende de la hora en la que pinche. Mi estilo es tech-house e intento siempre darle un toque funky y groovy. También mezclo temas que a lo mejor no pegan para nada. En Blue Marlin Ibiza me llaman ‘Blue Breaking’ así que quizás me tengo que quedar con esta denominación.

—¿Dónde se encuentra mejor en sitios al aire libre o en clubs cerrados?
—Los dos locales son diferentes. Pinchar al aire libre es fantástico, es lo mejor del mundo, la gente está feliz, viene de la playa y la atmósfera es mágica. En un club también me gusta porque la gente viene a escuchar la música de verdad y a disfrutar del ambiente nocturno. Si puedo elegir prefiero el aire libre.

—¿Qué conoce de Ibiza?
—Ahora vivo aquí y la intención es quedarme también en invierno así que espero conocer más a fondo la isla. Conozco las playas, la vida tranquila, la deliciosa gastronomía y los DJs que vienen de todo el mundo a la isla. Hay mucha variedad y posibilidades, puedes ir a una fiesta de música trance, electro, comercial, underground o para los que no les guste la música electrónica puedes relajarte en la playa y aun y así también te influencia la música ya sea chill out, hippy o étnica. Esta isla está muy vinculada a la música.

—Usted es la Dj estrella residente de la fiesta Playboy. ¿Qué otros proyectos tiene?
—Siempre tengo diferentes cosas encima de la mesa, pero por el momento estoy tan liada pinchando el verano en todo el mundo que no tengo mucho tiempo para producir. La producción es algo que me gusta mucho pero se necesita mucho tiempo y dedicación, estudiar, tutoriales en Youtube y nuevas técnicas y tengo todo el invierno para hacerlo. Lo mejor es poder pinchar la música que uno hace y si tienes la suerte que otros la comparten y la pinchan mejor que mejor.

—¿Con que DJ le gustaría hacer un ‘Back to Back’?
—Siempre digo que con Andrea Oliva de Ants. Me encanta esa fiesta y la música que ponen, Oliva pone el estilo de música que me gusta: funky y groovy. Hay muchos DJs con los que me gustaría pinchar como Uner, o alguien más deep como Technasia con mucho swing, Dozen que es más acid o Save and Cheap que es más underground.

—Usted tiene un look muy moderno, exótico y original a la hora de vestirse ¿Qué estilo le gusta más como mujer?
—Me gusta vestirme según como me encuentro. Hay días en los que no me gusta arreglarme demasiado y voy en zapatillas, no soy mucho de ponerme tacones y esas cosas, mi estilo, aunque no lo parezca es un poco de chico. He crecido rodeada de chicos en mi familia y eso todavía está un poco dentro de mí. Lo importante es ser uno mismo y no hacer las cosas, vestirte, expresarte o comportante como los demás solo porque está de moda o porque sí. Me gusta estar siempre guapa como mujer y siempre me quejo como todas que ‘No tengo nada de ropa’ aunque tengamos el armario lleno, en ese aspecto somos todas iguales.

—¿Cuál es su sueño?
—Actualmente vivo mi sueño, pero mi próximo sueño sería que DJs reconocidos pincharan mi música y estar en el top10 . Seguir actuando por todo el mundo.

—¿Qué le parece las cantidades desorbitadas de dinero que se pagan en Ibiza a los top Djs?
—No tengo  idea de lo que ganan los top-Djs. Trabajamos por dinero, aunque en mi caso pienso en el dinero como forma de reinvertir en mi carrera, en producir y hacer sosas nuevas.  Tengo un estudio en Amsterdam y  hay que pagar el alquiler y comprar aparatos tecnológicos nuevos. Hay que ganar algo sino se convierte en algo frustrante.

—¿No le parece ridículo 150.000 euros por una sesión?
—Los futbolistas también ganan cantidades desorbitadas y los artistas en Estados Unidos. Si lo pagan es porque lo valen y los DJs son músicos también. Lo importante es reciclarse y renovarse, otra cosa es acomodarse y que te paguen una barbaridad por eso. Hay que seguir trabajando y darlo todo sino tienes que dejarlo.

—¿Cuál es su canción favorita de este verano?
—Hay muchas. Por poner un ejemplo, ‘Sugar’ de Technasia.