Como en el jardín, en ningún sitio

Las espectaculares viviendas que salpican la geografía pitiusa están vestidas por jardines acordes con el clima mediterráneo

Vicente Ferrer
Jarines en perfecta armonía con el ambiente y la vegetación autóctona. conrad white
Jarines en perfecta armonía con el ambiente y la vegetación autóctona. conrad white
- Publicidad -
El Paladar
El Paladar
El Paladar
El Paladar

A menudo vemos en las revistas de arquitectura y decoración que la geografía pitiusa está salpicada de casas espectaculares, muchas de ellas de personajes famosos y que han sido premiadas internacionalmente por su diseño y decoración.

La mayoría de ellas están vestidas por frondosos jardines, vergeles de árboles, plantas y flores, que cubren los alrededores de la vivienda en perfecta armonía con la vegetación de la isla.

Ibiza respira verde y así se observa en los jardines típicos mediterráneos que salpican la isla, donde predominan árboles con abundante sombra, desde pinos hasta laureles, palmerales, olivos, frutales autóctonos, como los limoneros, naranjos e higueras, que marcan la nota aromática y fresca o las plantas aromáticas tan comunes en nuestra geografía como la lavanda, tomillo, romero… Esta abundancia de plantas mediterráneas siempre viene acompañada de una decoración cuidada, sin grandes ornamentos, donde principalmente los protagonistas son  las paredes de cal y el  blanco, como fondo en paredes y separaciones, y el colorido en los detalles, tanto macetas, como pavimentos de cerámica, mosaicos, tejas y azulejos.
Ibiza, en este sentido, goza de importantes viveros y establecimientos de jardinería y decoración donde se  encuentran todo tipo de plantas, muebles y objetos de decoración acorde con los gustos de los clientes.