Cómodo y funcional

El polígono de Ca na Palava está operativo desde el año 2000, ocupa una extensión de 80.000 metros cuadrados, por la que se reparten medio centenar de naves de negocios dedicados a diversos sectores

Rotonda de entrada donde se señala la ubicación de los numerosos negocios que hay distribuidos por el polígono. GABI VÁZQUEZ
- Publicidad -
El Paladar
El Paladar
El Paladar
El Paladar

Para el sector industrial y empresarial ibicenco, el inicio del siglo XXI trajo consigo una buena noticia, la apertura del polígono industrial más grande del municipio de Santa Eulària, Ca na Palava. Con una extensión de más de 80.000 metros cuadrados, de los que 50.000 corresponden a suelo industrial, esta zona ubicada

Un acceso perfectamente señalizado | Gabi Vazquez
Un acceso perfectamente señalizado | Gabi Vazquez

en el kilómetro 1 de la carretera de Sant Miquel alberga a medio centenar de naves  industriales, cuya superficie oscila entre los 230  y los 1.200 metros cuadrados. Entre los negocios que se pueden encontrar en Ca na Palava hay de sectores tan variados como la construcción, fontanería, seguridad, instalaciones, alimentación,  distribución, marmolería o náutica.

Al tratarse de un polígono relativamente joven (empezó su funcionamiento en el año 2000) Ca na Palava está diseñado teniendo muy en cuenta los criterios urbanísticos. Se trata de un polígono pequeño y muy funcional, con calles amplias y todos los servicios necesarios para trabajar, ya que está ubicado en el centro de la isla y sus conexiones por carretera son buenas, aunque los propietarios y usuarios se quejan de los problemas de tráfico que se genera en Ca na Negreta.

Estética
Cartel de entrada al polígono | Gabi Vázquez
Cartel de entrada al polígono | Gabi Vázquez

En este polígono desde el principio se ha cuidado mucho la estética intentando que la uniformidad y colores de las naves no produzcan un impacto excesivo, también goza de varias  zonas verdes públicas y privadas. El polígono de Ca na Palava está gestionado por una comunidad de propietarios de la que forman parte unas 35 personas aproximadamente y cuyo presidente es Daniel Ramón. [quote_box_center]Los propietarios deben mantener las zonas comunes de los edificios, «por ejemplo, se acaban de pintar todas las vallas de los patios», recuerda Ramón.[/quote_box_center] El resto de servicios son de competencia municipal: limpieza, iluminación, saneamiento, etc.  El polígono de está conectado a la depuradora y también dispone de red de agua corriente  de Aguas Torrent des Fornàs, redes soterradas de electricidad y servicios de telecomunicaciones, como teléfono y adsl.

Hacia el futuro

La satisfacción de los empresarios que ocupan esta zona industrial ha provocado que aumente la demanda de negocios por establecerse en Ca na Palava.  «Existe la necesidad de ampliación ya que el suelo industrial de esta zona está casi agotado, muchas empresas buscan espacio en Ca na Palava y varias de las empresas que ya están aquí necesitan ampliar, pero las naves existentes están ocupadas. Debería ampliarse el polígono para dar continuidad a los servicios que ofrece actualmente», sostiene Ramón.

El polígono tiene numerosas zonas verdes para no romper la estética de la zona en la que está ubicado.
El polígono tiene numerosas zonas verdes para no romper la estética de la zona en la que está ubicado.

Respecto a las mejoras que se podrían realizar en esta zona industrial para aumentar los servicios y la eficacia de los negocios, la gran parte de los empresarios consultados es unánime: hay que arreglar el tramo de la carretera de Santa Eulària con el cruce de Sant Miquel  y de ca na Negreta. Muchos empresarios creen que  con la reforma de esta carretera se mejoraría mucho la fluidez del tráfico, los accesos y se ganaría también en seguridad. En este sentido, Ramon considera que «el desdoblamiento de la carretera de Santa Eulària hasta el cruce con la de Sant Miquel es urgente».
Ca na Palava es una muestra del crecimiento del tejido empresarial ibicenco, que en los últimos años ha ampliado su oferta de negocio, se ha renovado y sigue mirando hacia el futuro innovando en recursos y en calidad.
La buena marcha de la economía local depende del turismo y éste se incrementó mucho el año pasado y si las previsiones para 2015 que también son positivas se cumplen, será  una buena noticia para el sector empresarial y comercial local.