La eficiencia energética es el camino a seguir

La tercera parte de la energía que se consume en España proviene de los edificios; y muchos de ellos necesitan rehabilitarse

Campaña de eficiencia energética impulsada por el Ministerio.
- Publicidad -
El Paladar
El Paladar
El Paladar
El Paladar

Reducir el consumo de energía en los edificios es uno de los principales objetivos de administraciones, constructores, asociaciones implicadas en el sector y particulares. Según el último informe elaborado por el Grupo de Trabajo de Rehabilitación (GTR) de la Asociación de Empresas de Eficiencia Energética, en España existe una dependencia energética del 76%, lo que afecta gravemente a su déficit comercial y son precisamente los edificios los responsables de una tercera parte de la energía usada en este país.

Energías renovables en edificios, una buena solución.
Energías renovables en edificios, una buena solución.

En un informe orientativo elaborado por este mismo grupo sobre el consumo energético en grandes edificios se establece que, por ejemplo, un hospital tipo de 500 camas en España gasta 1.775.590 euros al año en energía; unas oficinas con una superficie de 5.000 metros cuadrados destinan 135.000 euros al año a este cometido o que la factura energética de una vivienda de 100 metros cuadrados en España asciende a 1.527 euros. Para mejorar estos resultados y lograr un ahorro en energía y en el bolsillo de administraciones, empresas y ciudadanos, primero hay que establecer una serie de planes, que ya se han puesto en marcha en España pero que, según los expertos, avanzan de manera muy lenta y con muchos obstáculos.

En primer lugar, para GTR, en la actualidad las empresas españolas no están incentivadas para ofrecer ahorros de energía a los clientes, y eso pasa por llevar a la práctica políticas de mejora de la eficiencia energética. El Ministerio de Industria, Energía y Turismo ha elaborado el Plan de Acción Nacional de Eficiencia Energética 2014-2020 con el objetivo de reducir un 20% el consumo de energía primaria en España y en el resto de la Unión Europea marcada por la directiva 2012/27/UE.

Los profesionales del sector aseguran que la nueva legislación debería ofrecer los mecanismos para facilitar esta reconversión, es decir: datos, financiación, crear una agencia de renovación y una ventanilla única e impulsar la asistencia técnica.

Las inversiones en la rehabilitación de edificios pueden ahorrar energía, reducir gastos corrientes, mejorar la productividad y el confort e incrementar la utilidad y el valor de los edificios. Para ello también es necesaria, según el estudio, una reconversión del tradicional sector de la construcción y una nueva mentalidad y enfoque por parte de los propietarios y los ocupantes de los edificios. Según se asegura en el informe del Grupo de Trabajo de Rehabilitación se prevé que en España se produzca la rehabilitación hasta el año 2050 de 10 millones de viviendas, lo que supondría un ahorro de 390.000 millones de euros. Es decir, se ahorraría un 70% de la factura energética actual.

[quote_box_left]150.000 puestos de trabajo

[/quote_box_left]

El sector de la construcción en España ha perdido casi 1,6 millones de puestos de trabajo desde 2007, es decir el 40% de los empleos perdidos desde que estalló la burbuja inmobiliaria. «Es evidente que gran parte del problema del desempleo en España se deba al antes mencionado modelo de edificación insostenible; asimismo, las cifras del paro no mejorarán hasta que este se reinvente», señala el informe del GTR. El sector europeo de la construcción está compuesto por un gran número de pequeñas empresas locales (en el año 2012, el 77% del empleo en el sector de la edificación en España se concentró en compañías con menos de 50 empleados), por eso, según los profesionales, «la oportunidad a largo plazo de ahorrar costes de energía es una atractiva propuesta de valor y potencialmente podría generar unos 150.000 puestos de trabajo locales».

[quote_box_left]RECOMENDACIONES[/quote_box_left]

[dropcap]1[/dropcap] Cuando haga una pequeña reforma en su casa aproveche para incorporar aislamiento por un coste reducido.

[dropcap]2[/dropcap] Aproveche cualquier obra de modificación de los revestimientos interiores (techos, paredes, suelos) para incluir aislamiento térmico.

[dropcap]3[/dropcap] No desdeñe aislar térmicamente las fachadas de los patios de luces y galerías interiores o de ventilación, las ventajas pueden ser notables.

[dropcap]4[/dropcap] Cuando cambie el pavimento piense en la posibilidad de aislarlo planteando un enfoque energético además del ornamental o decorativo.

[dropcap]5[/dropcap] Los cerramientos que separan los edificios, viviendas o zonas comunes, también deben ser objeto de atención en el proceso de rehabilitación térmica.

[dropcap]6[/dropcap] Recuerde que si su vivienda fue construida antes de 1980 posiblemente no tenga protección térmica alguna y además sus instalaciones serán ineficientes energéticamente.

[dropcap]7[/dropcap] Eliminar las condensaciones y mejorar el aislamiento acústico: se eliminan las humedades interiores y se reduce el ruido exterior.