Es Botafoc se muda a Sant Antoni

Fitur 2015
Fitur 2015
- Publicidad -
El Paladar
El Paladar
El Paladar
El Paladar

La nueva aplicación ´illesbalears.travel´ ilustra las salinas de Formentera con una fotografía de las de Ibiza

El estand balear es para los pitiusos como Alesia para los galos: como si no existiera. La consellera de Turismo de Formentera, Alejandra Ferrer, se pilló su enésimo rebote cuando vio allí que una foto de las salinas de Ibiza ilustra las formenterenses en una aplicación ayer presentada. Y en Vila se aguantaban las ganas de morder al conseller balear de Turismo tras ver en el ´Escaparate´ que es Botafoc está ahora en Portmany.

Gracias a los imaginativos conocimientos geográficos de la Agencia de Turismo Balear, los ibicencos descubrieron que el dique de es Botafoc en el que pueden atracar cruceros se ha mudado desde Vila a Sant Antoni. El ´Escaparate´, una pantalla táctil que se muestra como una de las joyas de la corona balear en esta feria, incluye una foto aérea del puerto de la bahía de Portmany cuando se pincha en es Botafoc, para desconcierto de los responsables políticos de Ibiza. Los de Sant Antoni, locos por que lleguen allí cruceros, tan contentos.

Aunque el presidente del Consell, Vicent Serra, intentaba guardar las formas, se le escapaba un rictus de disgusto en cuanto se le mencionaba el estand de la Comunitat Autònoma: «No lo hemos hecho al 100%. El nuestro nos gusta más. A pesar de que ha aumentado la participación, hay que mejorar el diseño y las localizaciones y las presentaciones. Hay algún que otro error…», indicaba, mientras el dedo acusador de una política situada a su vera señalaba la imagen del es Botafoc portmanyí.

Si se le menciona el estand de Balears al presidente de la Federación Hotelera Pitiusa, Juanjo Riera, es como si se recordara la batalla de Alesia a un galo: ¿Estand balear, cuál? «No he ido. Ni sé si iré», suelta en cuanto se le pregunta. «El de Ibiza y Formentera –zanja para no mentar al innombrable– fue un acierto. Llevamos tres años haciéndolo así y hay mucha afluencia. El espacio sale a un coste económico. Sin un gran dispendio das servicio».

«Errores garrafales»
Y te ahorras disgustos, como el que se lleva Alejandra Ferrer cada vez que acude a una feria. Ya lo avisó hace una días: el ´Escaparate´ contenía «errores garrafales». Y así es: «Está incompleto. Básicamente, no incluye información. Tiene alojamientos pero no todos, y además están mal catalogados, de manera que hoteles, hostales y apartamentos no se corresponden con la realidad. En general cada establecimiento no tiene una imagen ni dispone de la información que lo define. Y como destino no están introducidas las informaciones generales de casi nada».

Ferrer lleva tres años dando la lata al respecto: «Desde que se inició este proyecto solicitamos desde Formentera que el Govern pusiera a una persona a nuestra disposición para que rellene todo eso y que realmente se le pueda dar un uso. Es un proyecto que ha costado muchísimo dinero, cuatro millones y medio de euros», recuerda. Pero a Formentera de poco le sirve tal como está hecho.

El roce puede durar años, según se deduce de la respuesta de Jaime Martínez, conseller de Turismo balear. Parece que o ambas partes no se entienden o que una de ellas se hace la sorda. Martínez afirma que los datos del ´Escaparate´ «los tienen que manejar y validar el Ayuntamiento y el Consell correspondientes», en su caso Formentera. «Se trata de un proyecto a largo plazo. Esto es el inicio, no acaba ni acabó. Está vivo porque todos los recursos turísticos se han de actualizar», indicó Martínez. El conseller, además, se la devolvió a Alejandra Ferrer, con la que ayer habló acaloradamente durante unos instantes junto a la mesa de Formentera del estand balear : «Si la pitiusa menor se quiere involucrar, será un ´Escaparate´ excelente. Si no, nosotros tendremos que suplir lo que Formentera no incorpore».

Fotos del Caribe
Esa última frase da miedo si se tiene en cuenta cómo el Govern ha rellenado la aplicación informática illesbalears.travel. Tras echar un vistazo a esa app, Alejandra Ferrer no sabía dónde esconderse: «Algunas fotos sobre Formentera no son de la isla: las hay del Caribe, otra es de Ibiza… Las fotos de submarinismo, de nording walking, de running no son de la isla». Incluso hay topónimos mal escritos (como el del faro de es Cap de Barbaria) o el de Sant Francesc, que en la aplicación queda reducido a Francesc. Es más, una imagen de las salinas de Ibiza sirve para ilustrar las de Formentera: «Con esa app se está vendiendo humo, tiene poco más», afirmó Ferrer.

Como a Vicent Serra, el estand balear no termina de gustar a Ferrer: «Está mejor que otros años. Tiene más espacio y más luz, pero hay cosas que no funcionan como toca». E indica un plasma, donde en la pantalla, negra en ese momento, se lee ´señal débil´. «Mucha tecnología pero poca personalidad», dice.

Además de ´La Guía de Ibiza y Formentera´ que edita Es Diari, lo que ayer tuvo más éxito en el estand pitiuso fue la bicicleta con gafas 3D en la que al pedalear se puede disfrutar de un paseo por un camino formenterés. Eso sí, marea un poco.

La alcaldesa de Vila, Virginia Marí, se encargó de presentar el vídeo promocional de los 15 años de Ibiza Patrimonio de la Humanidad: «Es muy dinámico, muy ameno, con una música muy viva. Se ve el patrimonio histórico, el natural, nuestra cultura y tradiciones». Pero el audio falló, de manera que sus cuatro minutos de duración no tuvieron el impacto deseado, al menos para los periodistas presentes en ese momento, todos de Ibiza. Porque es difícil hacerse un hueco en la vorágine de Fitur y atraer a medios foráneos. Al mismo tiempo que la presentación de Vila había otras seis. Y hoy, 11 a la vez que las que mostrará Ibiza.

Al enseñar el vídeo (solo la imagen), Marí recordó a los medios lo que estos ya sabían pero que sería fantástico que se supiera allende las Pitiusas: «Ibiza no es solo sol y playa. Hay que abrir puertas a todas las épocas del año. Vila está abierta todo el año». El mensaje llegará hoy a los lectores pitiusos que lean este periódico, pero difícilmente a los de Madrid o Lugo.