Un marco incomparabe para celebrar la boda.
- Publicidad -
El Paladar
El Paladar
El Paladar
El Paladar

Impresionantes jardines, un precioso olivo milenario y una puesta de sol de película son solo algunos de los atractivos del Hotel Can Curreu a la hora de celebrar un evento. Situado en un entorno rural único, el establecimiento ofrece todas las facilidades para organizar celebraciones sociales inolvidables tanto para los protagonistas como para sus invitados.

Muchos novios de la isla no dudan en decantarse por este hotel rural para celebrar su enlace cuando conocen todos sus secretos. Y es que, además del encanto del lugar, una atención profesional pero muy próxima y familiar merece toda la confianza de los clientes. Aquí saben que conseguirán una boda excepcional.

En Can Curreu es posible dar el ‘sí, quiero’ en plena naturaleza, celebrar un cóctel posterior con pequeños bocados selectos en torno a la piscina y un banquete sin igual con una gastronomía exquisita que bebe del Mediterráneo pero incorpora toques muy creativos tanto en la elaboración como en la presentación. Además, los invitados podrán bailar al ritmo de un dj hasta la madrugada, y los novios retirarse a una de las suites.