Salud compartida, como crear un entorno mejor para personas y animales

El Colegio oficial de Veterinarios de Balears promueve el concepto One Health impulsado ahora desde la Comisión Europea

El trasvase de información sanitaria es uno de los objetivos de este proyecto. GABI VÁZQUEZ
- Publicidad -
El Paladar
El Paladar
El Paladar
El Paladar

El concepto One Health (un mundo, una salud) es una estrategia mundial para la expansión de colaboraciones entre distintas disciplinas sanitarias, tanto humanas como animales, y medio ambientales para intercambiar comunicaciones en todos los aspectos y mejorar la atención de salud para los seres humanos, los animales y el medio ambiente.

 
Según la Organización Mundial de la Salud Animal (OIE, siglas en en inglés) el 60% de las enfermedades humanas infecciosas conocidas son de origen animal (animales domésticos o salvajes), al igual que un 75% de enfermedades humanas emergentes y un 80% de agentes patógenos que pueden ser utilizados por el bioterrorismo. La OIE, la OMS y la FAO (con el apoyo de la UNICEF, del UNSIC y del Banco Mundial) elaboraron en 2009 un documento consensuado sobre las medidas mundiales necesarias para coordinar mejor las políticas sanitarias médicas y veterinarias a fin de tener en cuenta las nuevas exigencias de prevención y lucha contra las zoonosis.

 
En este sentido, el Colegio Oficial de Veterinarios de Balears ofrece en su página web a sus colegiados un portal específico en materia de salud pública veterinaria. Esta página se estructura en cuatro grandes apartados: seguridad alimentaria, dedicado a los peligros derivados del consumo de alimentos y su prevención;   sanidad animal, con información referente a las enfermedades que pueden padecer nuestros animales; zoonosis, espacio dedicado a las enfermedades compartidas entre los animales y las personas, así como al proyecto de vigilancia epidemiológica de estas enfermedades en Illes Balears; y triquina, con toda la información referente a las campañas de análisis de triquina en los cerdos sacrificados en las matanzas domiciliarias.

 
La intención de esta iniciativa es que los veterinarios al tratarse de  profesionales que trabajan diariamente en el campo de las enfermedades animales, con la característica añadida de su proximidad a los ciudadanos, puedan integrarse en el sistema de información de los determinantes de salud pública.
Aún así en la actualidad estos profesionales todavía están al margen de los circuitos sanitarios convencionales.