Sant Antoni como objetivo

La Ruta de la Sal atrae a más de 150 embarcaciones y un millar de regastitas, muchos de ellos llegados desde el extranjero | La regata sigue siendo uno de los mayores desafíos del Mediterráneo

Un barco rumbo al puerto de Sant Antoni. ANAM
- Publicidad -
El Paladar
El Paladar
El Paladar
El Paladar

Las 140 millas que separan Port Ginesta en Barcelona del Club Nàutic de Sant Antoni en Ibiza  y que conforman la Versión Norte de la regata  de a La Ruta de la Sal, suponen todo un reto para las embarcaciones (unas sesenta habían confirmado su participación) tripuladas por unos 400 regatistas. La flota incluía a una potente representación equipos de los litorales catalanes; unos 20 clubes náuticos, marinas y asociaciones deportivas representadas. Una sensible entrada de barcos de las Balears con tripulaciones de Mallorca, Menorca e Ibiza y, finalmente, unas 16 embarcaciones extranjeras, con pabellones de Rusia, Italia, Bélgica, Holanda, Alemania, Inglaterra y, muy especialmente Francia que entra en la competición con más de cinco desafíos.
Un hecho que confirma, de alguna manera, una internacionalidad que cada año se hace más evidente, en la que entran en juego tanto equipos extranjeros formados por residentes comunitarios con embarcaciones con base en puertos españoles del mediterráneo occidental. Como equipos que se trasladan desde sus países de origen para tomar parte en La Sal, caso de la totalidad de los barcos franceses que, en su mayoría provienen de puertos de las costas Mediterráneas del Languedoc-Rosellón y Provenza-Costa Azul.
Por su parte, en la versión Este en la que se completan 120 millas tras partir de Denia y dar la vuelta a las islas de Ibiza y Formentera ha contado con unos 90 veleros tripulados por unos 600 deportistas  y ha reunido a flotas procedentes de al menos 25 clubes náuticos y marinas, con entradas específicas de equipos con base en las costas andaluzas y levantinas y de aguas interiores.
También hay una  magnifica lista de inscritos extranjeros con ocho desafíos procedentes de Alemania, Holanda, Italia, Finlandia, Francia y Bélgica.