- Publicidad -
El Paladar
El Paladar
El Paladar
El Paladar

Es época de bonanza económica en Ibiza, el turismo registra año tras año nuevos récords y los precios de la vivienda están alcanzando máximos como en los mejores tiempos de antes de la crisis de 2008. La isla se aprovecha como nadie del ciclo alcista en el que vive la España pujante y todo ello repercute en el mercado inmobiliario, que lleva tres años de subidas constantes en la venta de pisos. El sector funciona, cada vez se abren más inmobiliarias, la vivienda vacacional está en auge… pero corre el riesgo de derrumbarse como un castillo de naipes si no se toman las medidas oportunas, sobre todo para atajar el grave intrusismo que acecha al negocio.

Los agentes inmobiliarios temen que la fuerte oferta ilegal haga estallar el negocio en la isla

«Llevamos tres años buenos en los que se vende un montón, quizás este sea menos bueno que los anteriores, pero está claro que Ibiza es un gran atractivo», señala Anna Boettcher, responsable de producción y marketing de Prestige Properties. «Estamos en pleno boom, pero ojo, que este año no es tan bueno como los anteriores», puntualiza Mila González, responsable de Ibiza Country Villas y presidenta de la Asociación de Inmobiliarias de Ibiza, que advierte de que en la isla se está viviendo «un tótum revolútum de difícil pronóstico».

«Yo tengo muy calados a los ilegales cuando vienen a la agencia a preguntar por una casa», dice Escandell

«Sí, se está moviendo mucho el negocio, la gente quiere comprar un inmueble en la isla, ya sea como vivienda o como inversión y cada vez se ven más inmobiliarias, se abren muchísimas, pero cuidado que Ibiza no haga crack», alerta Cati Escandell, responsable de Vistamar Villas, que ve el intrusismo como el principal problema que tiene ahora la profesión. «Es increíble, yo ya los tengo calados cuando entran en la inmobiliaria para preguntar dónde está tal o cual casa; hay que hacer algo y hay que actuar porque los propietarios, los clientes que buscan una vivienda y los profesionales que pagamos nuestros impuestos acabamos perjudicados o estafados», señala Escandell.

Proteger al consumidor

Con el objetivo de dignificar la profesión, recobrar el prestigio que tenían antaño las agencias inmobiliarias y proteger al consumidor surgió la Asociación de Inmobiliarias de Ibiza, asociada a la Pimeef, que trabaja en beneficio de la imagen de la isla y que trata de luchar contra el intrusismo feroz, la búsqueda de dinero fácil y el ‘todo vale’ en la compraventa de inmuebles.

LA CIFRA

34,6 %

Incremento de hipotecas en las islas este año

Los últimos datos del INE del mes de enero sitúan a Balears como la segunda comunidad con mayor incremento en la constitución de hipotecas, con un 34,6%.

«Todos estos freelancers extranjeros, sin permiso ni licencia que se ven por aquí no hacen ningún bien al negocio», apunta Boettcher. «Puede haber 200 o 300, centenares de ilegales que provocan muchos problemas en el sector», subraya Mila González, que enumera algunos de los daños que causa esta irrupción de ilegales: carecen de ética profesional, provocan una sobrevaloración de las propiedades y, en consecuencia, generan en el propietario unas expectativas irreales sobre su vivienda.

«Creo que cuando se apruebe la Ley de Vivienda, que regula y valora la figura del agente inmobiliario, habrá mucha limpieza de intrusos, pero también tiene que haber un mayor control que ahora no existe», apunta la presidenta de las agencias inmobiliarias.

La Asociación de Inmobiliarias de Ibiza trabaja para dignificar al sector y reclama más regulación

La situación en la que viven los profesionales inmobiliarios es realmente complicada, ya que se ven desprotegidos ante la Administración. Actualmente, el Consell de Eivissa no cuenta con inspectores suficientes para supervisar la oferta inmobiliaria que hay en la isla, según denuncia el colectivo. Para regular el sector, la Asociación de Inmobiliarias realiza varias propuestas: desde crear un sello de garantía, que las agencias tengan una sede o recuperar el carné de Agente de la Propiedad Inmobiliaria (API), que dejó de ser obligatorio hace 13 años.

Las inmobiliarias ibicencas ofrecen un servicio profesional, seguro y fiable. S.G.C.

Por todo ello, los profesionales ibicencos se unen, se forman y se afanan cada vez más en ofrecer un servicio profesional basado en la confianza, garantía y fiabilidad. Con esas armas han logrado situar al sector inmobiliario en lo más alto.

En manos extranjeras

Los agentes inmobiliarios de la isla coinciden en el perfil del comprador de vivienda en la isla. Este sería el de un ciudadano centroeuropeo con alto poder adquisitivo que compra tanto primera como segunda vivienda. Un cliente que preferentemente busca villas en el campo, pero que también adquiere pisos en los núcleos urbanos como primera residencia.

El perfil del comprador es el de un ciudadano europeo que adquiere segunda vivienda como inversión

La inversión extranjera es uno de los factores que, sumado a «la escasa oferta de vivienda nueva y a la mejor disposición de los bancos a financiar compras sólidas, está provocando el incremento del precio de la vivienda en Ibiza», según señalaba recientemente el delegado en Ibiza del Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria, API, José Torres.

Ibiza está en boga, goza de un gran atractivo inversor en el sector inmobiliario, que debe estar regulado, controlado y en manos de profesionales.