- Publicidad -
El Paladar
El Paladar
El Paladar
El Paladar

Más de la mitad de los varones mayores de 50 años padecen Hiperplasia Prostática Benigna (HPB), que provoca síntomas como: obstrucción, dificultad para realizar la micción, aumento de la frecuencia miccional diurna y nocturna, goteo y sensación de vaciado incompleto.

Técnicas de última generación para el tratamiento de todo tipo de dolencias.

En cuanto al cáncer de próstata, es el segundo más frecuente entre los varones. Desde la generalización del test de diagnóstico precoz de determinación de niveles de PSA en sangre, ha aumentado la incidencia porque se diagnostican muchos más, pero también la supervivencia, por la mejora de los tratamientos.

Pero hay una realidad, y es que más de la mitad de los hombres entre 50 y 65 años de edad no ha ido nunca al urólogo. Si bien la mujer ha asumido que una parte importante de su salud pasa por visitar al ginecólogo, el hombre todavía no; y debería tomar ejemplo de la mujer en ese sentido. Es la manera de reaccionar correctamente y con más probabilidades de éxito ante cualquier problema.

más de la mitad de los hombres de entre 50 y 65 años no ha realizado ninguna consulta al urólogo

En la Unidad de Urología y Andrología de Policlínica Nuestra Señora del Rosario recomiendan realizar una revisión rutinaria anual a todos los hombres a partir de 45 años de edad. «Hemos creado un novedoso programa (Eivi-Andros) destinado a la prevención y el diagnóstico precoz de las enfermedades urológicas benignas o malignas más frecuentes para contrarrestar los efectos del envejecimiento en la calidad de vida miccional (problemas de próstata o vejiga) y sexual del varón y el diagnóstico precoz de las patologías más frecuentes», expresa el doctor Fernando García Montes, Coordinador de la Unidad de Urología y Andrología.

Fernando García coordina la Unidad de Urología y Andrología de la Policlínica Nuestra Señora del Rosario.

El programa cuenta con la tecnología más avanzada, tanto para pruebas analíticas como para estudios por imagen que permiten realizar diagnósticos selectivos y establecer niveles de riesgo. Esto, unido al equipo humano multidisciplinar que completa la función del urólogo y andrólogo cuando se requiera, garantiza una atención global a los pacientes.

«El hombre de hoy en día debe asumir que muchos problemas sexuales y genitales tienen solución. Nuestro equipo de andrología está para ello. Por ejemplo, la falta de apetito sexual, disfunción eréctil, eyaculación precoz, infertilidad…», añade el doctor.

Además, la colaboración con otros departamentos del hospital como el laboratorio (para técnicas de diagnóstico y mejora espermática), endocrinología (tratamientos hormonales), el equipo de ginecología (para el estudio de la pareja) y el apoyo psicológico por sexólogos, ofrecen un abanico de posibilidades que garantizan la salud sexual masculina.

el uso de la tecnología más avanzada y un equipo humano multidisciplinar permiten
una atención global a los pacientes

Otros tratamientos que ofrece la Unidad de Urología y Andrología de Policlínica son la litiasis (aparición de piedras en los riñones, vejiga o uretra), patología tumoral del aparato genito-urinario, o prótesis.

El equipo aplica técnicas laparoscópicas y endourológicas de última generación, y trabaja con la filosofía de Grupo Policlínica, practicar la cirugía mínimamente invasiva siempre que sea posible.