- Publicidad -
El Paladar
El Paladar
El Paladar
El Paladar

El inicio de la temporada turística coincide con una auténtica revolución en la sociedad pitiusa. Con la mayoría de las competiciones finalizadas, toda la familia deportiva local se une a los miles de visitantes que aterrizan en Ibiza y Formentera para disfrutar conjuntamente del deporte, que se muda a la costa para vivir los meses de más calor de todo el año. El agua y la arena se convierten en los principales terrenos de juego.

Precisamente, el aumento de las temperaturas y el mayor número de horas de sol hace que sea en el mar donde la actividad adquiera un ritmo frenético. El aroma a salitre se convierte en un compañero de viaje inseparable.

Un grupo de nadadores, en Cala d’Hort. Vicent Marí

Y es en el agua donde, precisamente, las Pitiüses tienen entre los locales a algunos competidores que son auténticos referentes planetarios. El windsurf se ha convertido en patrimonio formenterés desde que Mateo Sanz compitió en los pasados Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en la clase RS:X.

Todavía está reciente la experiencia del hispano-suizo en la bahía de Guanaraba. Unos pasos que tratan de seguir centenares de personas cada verano en el Mediterráneo.

Cada vez son más los grupos que recorren el litoral pitiuso en busca de las olas y el viento

Por extensión, cada vez son más frecuentes los grupos que recorren el litoral de Ibiza y Formentera en búsqueda del viento y las olas que les permitan encontrar las mejores condiciones para practicar su deporte favorito. Son los mismos que en verano se encargan de las diferentes escuelas que existen a pie de playa de surf, kitesurf o pádel surf, uno de los que ha vivido un mayor auge durante los últimos años, entre otros.

El piragüismo es una gran opción para disfrutar del mar para los adultos y los más jóvenes. Sergio G. Cañizares

El piragüismo y la motonáutica son otras de las modalidades que aumentan su actividad en esta época del año.

Con la presencia del ibicenco Toni Vingut en invierno, uno de los principales referentes nacionales en la competición sobre motos de agua, estas máquinas multiplican su presencia en el mar pitiuso gracias al atractivo que suponen para el visitante que aterriza en busca de emociones. Asimismo, el kayak es una opción muy demandada para navegar tranquilamente. Los clubes náuticos de Vila, Santa Eulària y Sant Antoni son tres fuentes inagotables de grandes palistas y regatistas.

Época de travesías populares

Y tres de las modalidades estrella son, sin ningún género de dudas, la natación en aguas abiertas, que vive su época dorada en verano con la disputa de las travesías populares de ámbito local gracias al aumento de la temperatura del mar, la pesca submarina y el vóley-playa.

Un partido de voleibol, en la playa de es Viver de Vila. J.A. Riera

Los aficionados a la pesca submarina tienen un auténtico filón en las aguas de las dos islas, vivero de ejemplares tan buscados como el mero de roca. Si es que queda alguno en el agua que no haya sido abordado por el pitiuso Óscar Cervantes, campeón de España en 2016 e integrante de la selección española que viajó al Mundial sénior de Grecia del mismo año.

La opción de habilitar un canal en su costa para que nadar en aguas abiertas no se convierta en un deporte de riesgo está siendo una de las decisiones estrella de los pueblos costeros.

La ropa técnica es muy importante para los deportes náuticos. D. I.

El Ayuntamiento de Sant Antoni fue pionero en Ibiza en este sentido, después de que pusiera a disposición de residentes y turistas un tramo delimitado por boyas de 50 metros de ancho y 450 metros de longitud en Portmany, entre Caló des Moro hasta el saliente de Sant d’en Portes.

 Consejos 

 Buena hidratación, alimentación y precaución con el sol

La llegada del verano es uno de los momentos más esperados tanto para los deportistas ocasionales como para los más experimentados. Sin embargo, existen algunos errores en todos ellos que pueden hacer que lo que debe ser un beneficio para el cuerpo se convierta en una auténtica pesadilla.

Los expertos recomiendan beber hasta 750 centímetros cúbicos de líquido cada hora

El aumento de las temperaturas hace que sea más necesario que nunca una correcta hidratación antes, durante y después del entrenamiento. Hay que prestar especial atención a la ingesta de líquidos durante la práctica deportiva, que es cuando aumenta la sudoración. Los expertos recomiendan beber entre 500 y 750 centímetros cúbicos de agua con sales minerales o bebidas isotónicas durante cada hora de ejercicio. Asimismo, también es muy recomendable aumentar las raciones de frutas y verduras en la dieta.

La exposición al sol debe evitarse en las horas centrales del día en esta época, para evitar irritación y quemaduras en la piel causadas por la radiación. El buen tiempo puede hacer que se cometa el error de practicar alguna modalidad sin camiseta, algo que también desaconsejan todos los especialistas. La ropa deportiva y el uso de gorras en esta época se vuelve más importante que nunca. Para el resto de partes del cuerpo que queden expuestas al sol se debe utilizar un protector solar con pantalla total