- Publicidad -
El Paladar
El Paladar
El Paladar
El Paladar

El verano ya está a la vuelta de la esquina. Los días son más largos y hay más luz para disfrutar, algo que afecta positivamente al estado de ánimo que, a veces, se ve reflejado en la necesidad de realizar nuevos cambios, personales o sobre el entorno. Esto también pasa en el mundo de la decoración. Muchas personas optan por dar un giro a la disposición o estilo de sus casas, cambiándolo todo por completo o, al menos, parcialmente. Hay quien busca conseguir un espacio práctico para huir del calor, quienes deciden realizar pequeños cambios como en los colores, textiles o en los accesorios y, también, hay quien da un giro totalmente radical del estilo.

La luminosidad en una casa es muy importante

Esta temporada se lleva la naturaleza. «La tendencia estrella para este verano 2017 es el verde y sus diferentes tonalidades, color que se encuentra entre la gama de los fríos y de los cálidos», informa Cocoq Ibiza, referente de decoración de la isla. Evoca movimiento y naturaleza. Puede estar presente en las plantas, un perfecto aliado de decoración para el verano, pero también en los accesorios, aportando un toque de frescura y de originalidad.

La correcta combinación de colores es fundamental.

Los materiales

En cuanto a los materiales, la madera, el mimbre o el bambú forman también parte del elenco para este verano, especialmente para la decoración de jardines y porches. Estampados inspirados en la naturaleza, paisajes tropicales con selvas frondosas y exuberantes en los asientos, en respaldos de fibras naturales, en paredes, incluso en las cortinas, se convertirán en un must de los hogares.

La tendencia estrella para este verano es el verde, color que evoca movimiento y naturaleza

Dormitorio decorado con un aire vintage.

No solo se lleva la naturaleza en los objetos decorativos, sino en cuanto a la concienciación. La gente empieza a estar más sensibilizada con el medio ambiente, reutilizando materiales o empleado objetos reciclados. Los materiales sostenibles como el cristal reciclado o el porcelanato, material natural que imita a la porcelana, comparten podio este año con el mármol. La combinación de todos los elementos nuevos junto con los reutilizados crea un equilibrio entre lo casual y lo sofisticado.

Las plantas son un elemento clave de decoración.

El orden también está de moda. Aunque este principio pueda regir todo el año, lo cierto es que cambiar la organización también es una opción para iniciar una nueva temporada. ¿Qué mejor que un espacio limpio y organizado para mejorar ese bienestar en esta época del año? Hay expertos que han puesto de moda diferentes métodos, un ejemplo es Marie Kondo. La ‘gurú del orden’ con su ‘KonMari’, como realmente se conoce su sistema, propone practicar un sistema basado en el feng shui, quedarse con lo que realmente se quiera y haga feliz y almacenarlo adecuadamente. También puede ser una buena aliada de un cambio decorativo. Si se desea arriesgar hay que elegir y desechar para dar un giro a la vivienda.

Decoración de casas de playa

Textiles ligeros y mucha luz natural, serían los dos elementos imprescindibles para la decoración de la casa en verano y, mucho más, si se ubica en alguna zona costera. «En este tipo de viviendas, las paredes y tapicerías en la gama del blanco junto con muebles y suelos de madera claros, sería la apuesta perfecta», explica Cocoq Ibiza. Combinar la pureza de estas tonalidades con accesorios de colores en la gama de azules y con otros elementos metalizados sería una exquisita elección.

El color verde aporta frescura al hogar.

los materiales sostenibles como el cristal reciclado o el porcelanato están de moda

También es fundamental aportar un toque natural al ambiente y, qué mejor que seguir la tendencia del verde de este verano. Otra opción sería la elección de las tonalidades blancas combinadas con una gama de verdes y dorados. También se puede jugar con el uso de plantas o flores naturales, creando así un espacio relajante, fresco y sencillo.

La gama de los azules combinados con accesorios metalizados es un acierto.

Y también de montaña

El verano en la montaña es más light. Hace menos calor que en la playa, por ello la decoración en estos lugares también cambia. En estos ambientes, predominan los colores claros. Una idea perfecta sería la combinación del blanco con tonalidades ocres o pasteles, creando un ambiente luminoso y de buen gusto.

Cocina y comedor de una casa de montaña.

Los accesorios de decoración de madera de aire vintage, sillones de mimbre, textiles de fibras naturales y las plantas, son algunos de los complementos que pueden hacer de una casa de montaña una vivienda moderna de buen gusto, pero sin olvidar el aire rústico con encanto que tanto las caracteriza.

En cuanto a los exteriores, en las zonas de montaña, cobran especial importancia. Se debe cuidar una imagen hogareña y, en lo posible, atemporal. Los protagonistas indiscutibles aquí son los muebles y complementos de madera combinados con estampados florales para un resultado natural, fresco y acogedor.

Lo importante es conseguir el equilibrio entre la calma y la tranquilidad en un espacio bonito al que llamarle hogar.