- Publicidad -
El Paladar
El Paladar
El Paladar
El Paladar

DJ. Entró en la música por accidente pero llevaba dentro los genes familiares y salieron a flote a ritmo de reggae. La radio le descubrió que la música podía ser su camino y echó a andar a ritmo de reggae, bossa nova, jazz y blues hasta encontrase con el ‘house’ en su residencia de BMI. Como latina quiere estar guapa y dar un toque de atención al protagonista final, la música. Bebe de los ritmos de Bob Marley y fusiona house con funky y reggae en busca de un nuevo sonido. Sueña con un mundo mejor, casi imposible incluso en un sueño, y quiere dejar huella.

—¿Porque hay tan pocas mujeres DJ?
—Porque estamos empezando, arrancando. El hombre ha llevado la bandera ante todo y luego hemos llegado nosotras detrás.

—Si echamos un vistazo a las vallas por cada 100 DJs hay una chica. ¿Esta proporción es real?
—Desde que llegué a Ibiza  he visto más chicas DJs que antes, creo que hemos evolucionado de una manera natural,  las chicas se están integrando en cada fiesta. Nos encantaría que en un futuro hubiera más igualdad. Que yo sea la única    DJ residente  en Blue Marlin Ibiza ha sido un punto a favor para todas las chicas. Es bueno que en cada lugar haya una sello femenino o una cara femenina de la música.

Eli Rojas. FOTO RUBÉN E. IBÁÑEZ.
Eli Rojas. FOTO RUBÉN E. IBÁÑEZ.

—¿La electrónica no es música de mujeres?
—La música es de todos, he tenido la oportunidad de pinchar con chicas que son muy buenas productoras y muy buenas DJs. Desde que estoy en la música  me siento orgullosa de ver que hay más talento  femenino y bien respaldado. Una chica siempre llevará la delantera en cuestiones físico, look y fotos ya que  hay muchos DJs a los que no les gusta hacerse fotos, van con una camisa negra y no les interesa su outfit.  La mujer pone ese puntito que decora el lugar física y musicalmente, es bonito ver a una chica pinchar.

—¿La mujer cuida más la estética, la moda y su presentación?
—Está en nuestro ADN, somos coquetas por naturaleza, queremos estar guapas en todo momento es algo natural. He visto albums y muchas fotografías de chicas DJs y todas salen preciosas, no he visto  una DJ fea. No sé si son celos, machismo o el ‘postureo’ propio de las mujeres pero cada vez están mejor.

—Maya James Cole es posiblemente la DJ más importante en el momento junto a Nina Kraviz, ¿Las ve a la altura de cualquier DJ  importante de la electrónica?
—Están a la misma altura, lo he visto en DC10, hay muchas DJs, poderosas, con mucha fuerza e igual que los hombres. La diferencia vital es que las mujeres lo hacen con amor, con el corazón y eso marca un punto de diferencia que gusta.

—¿Y qué diferencia hay básicamente en la forma de pinchar de un hombre o una mujer? Si la hay.
—Siempre hablan de la técnica, se pelean porque parece que para ser un DJ respetable debes pinchar solo vinilos y los demás no son DJs. Estamos evolucionando  y vienen cosas nuevas, si quieres seguir con esa cultura es fantástico y lo apoyo. Pinchar  en vinilo está bien pero también hay otras técnicas muy válidas y buenas, yo pincho con Traktor, he pinchado con CD,  y otras cosas, pero me quedo me quedo con Traktor

—¿Por qué Traktor?
—Para mi es mucho más bonito mezclar dos canciones y hacer otra canción que  mezclarlo con vinilo o el Master. Es la técnica que uso, de look a look,  y es fantástico. Estoy orgullosa de pinchar con Traktor, puedo ir a cualquier fiesta y funcionar.

—¿Quizá  la mujer tiene más sensibilidad para la música que el hombre en ciertos aspectos como la melodía?
—Aunque pongan las misma música la chica lo pinchará de una manera más melódica, sin embargo cuando el lado femenino y masculino se combinan hacen una fiesta fantástica.

—¿Cómo se metió a DJ?
—La música me llevó a hacerlo, había estudiado diseño de moda y arte pero no me había planteado hacer nada con la música. Soy de Cali y he vivido en Costa Rica y en otros países tropicales donde la música impera. Cuando provienes de una familia musical o tu padre es músico, como mi caso, siempre conectas y si te gusta o llevas la música dentro tarde o temprano sale a flote. Un día me invitaron a un programa de radio para hablar de reggae y me gustó la experiencia, entonces pensé que había encontrado algo que me gustaba realmente.

—¿Pero no todo el mundo vale?
—Todo el mundo puede cantar, bailar o ser DJ, puedes elegir tu música y si tienes talento y oído podrás trabajar en ello. Todos podemos bailar o cantar pero eso n0 significa que logres triunfar. En cada lugar encuentras músicos y gente de música, si te gusta la música y te interesa de verdad conectas enseguida.

—¿Cómo empezó?
— Pinchando en el ‘Reggaebar’  tocando reggae, reggaedau y, luego hice un programa en Radio Sónica y logré mi residencia con Blue Marlín Ibiza con música étnica, reggae, bossa nova, blues y jazz. Ahí nació Eli Rojas, luego me invitaron a la Fiesta de Playboy  y comencé con el house music. Fue como una evolución a fuego lento y ya llevo cinco años con música electrónica.

—¿Y cómo es su fiesta?
—Es una fiesta perfecta, los lunes invito a todas las DJs locales que conozco, amigos y colegas que me han invitado antes a sus chiringuitos. Es bueno compartir música con otras chicas. Me siento pionera en este aspecto y tengo una misión: Que las chicas pinchen en los lugares más bonitos de la isla.

—¿Con qué tipo de música se identifica más?
—La oportunidad que da el house es que puedo mezclarlo con funky,  soul, reggae, salsa, música étnica o africana y con casi todo. Lo que más me gusta es el deep house  y tech house. El reggae es mi punto fuerte, me encanta fusionarlo con house y crear un nuevo sonido para producirlo.

—¿Qué DJ le ha influenciado y con quién le gustaría trabajar?
—Me gustan y admiro a muchos, valoro a los DJs que  son también  buenos productores. Me encantan los Martinez Brothers, en cierta forma me ha inspirado su forma de hacer música y su directo pero mi ídolo será siempre Bob Marley.

—¿Moda y música van cada vez más de la mano?
—Depende de la persona aunque al final todos queremos vernos bien y que les guste nuestra música, que es la protagonista final. Hay quien utiliza gorras, gafas o accesorios para verse mejor, pero estás más guapo cuando pinchas bien. Los chicos lo tienen más fácil, las chicas tenemos que pensar en dar buen espectáculo y ofrecer buena música, pero también sentirnos bien. Soy latina con un punto de chica europea,  a las latinas nos encanta el brillo, la purpurina y el bling bling.  Está en nuestro ADN.

—¿Con qué sueña Eli Rojas?
—Sueño con un mundo en paz y feliz, que la gente haga lo que le guste con amor. Sueño con la libertad, que los niños tengan lo mínimo para sobrevivir y crecer. El amor es muy importante pero no habrá paz si sobra racismo, envidia y celos. Me gustaría ser alcaldesa de mi ciudad para mejorarla y hacer algo para que me recuerden.