Las ferias internacionales de moda, más conocidas por su denominación inglesa de ‘Bridal Weeks’ han cobrado una gran importancia en la última década convirtiéndose en los foros que marcan las tendencias de moda nupcial a nivel internacional, y en particular, en cada país.

La proliferación de estos eventos va paralela a la eclosión e incremento del negocio de la moda en todo el mundo y adapta el concepto de las ‘Semanas de la Moda’ a todo lo relacionado con las ceremonias nupciales. Las Bridal Weeks presentan, además, todas las novedades en diseños de moda, complementos, accesorios, belleza, peluquería, cosmética y cuidados de la piel, wellness, viajes, joyería, decoración y wedding planners, entre otros aspectos.

Las Bridal Weeks de 2018 arrancaron el 11 de abril con la New York Bridal Fashion Week que presentó en la ciudad de los rascacielos las tendencias de los diseñadores más famosos y vanguardistas de moda nupcial del momento, le siguió la Madrid Bridal Fashion Week. Costura España, la semana pasada y cerrará con la Barcelona Bridal Fashion Week del 23 al 29 de abril.

Este calendario está salpicado con otras muestras en importantes capitales de moda europeas, pero Nueva York marca la pauta y las tendencias generalistas que este año se han decantado por el romanticismo, el color de los vestidos de novia, (rosa, pasteles y azul), las flores bordadas en ·3D, los tirantes, las capas y multicapas, los velos, las trasparencia y el tul, el corsé en la cintura, los pantalones y algunos atrevidos vestidos cortos que rememoran la imagen de Audrey Hepburn en la película Funny Girl.

La moda de ceremonias tiene también sus nombres propios, diseñadores fetiches y de vanguardia que crean nuevas formas de vestir y entender la fiesta de un día tan importante como Justin Alexander, Ivy & Aster, Alexander Greco, Dennis Basso y Naeem Khan que han presentado sus exclusivos modelos en Nueva York.

Pese a que los colores y tejidos siguen siendo los clásicos blancos y los pasteles, el color suave va ganando terreno en los diseños de los últimos años. Nada nuevo en Asia donde las novias visten de rojo total (Vietnam) y vestidos estampados y de flores en Japón.

Ibiza como destino de bodas

Ibiza es uno de los pocos lugares fuera del circuito internacional de moda que cuenta con un estilo propio para vestir a novias y acompañantes en ceremonias.

Algunos diseñadores locales y Adlib cuentan con fama fuera de las fronteras pitiusas y reconocimiento internacional. Esta singularidad dota a la isla de un plus añadido a su belleza natural y entorno y permite a los novios elegir y realizar una boda de estilo ibicenco cien por cien. Por ello, quizas, Eivissa se ha convertido en un destino de de bodas a nivel internacional que ha desbancado a lugares tan icónicos como Bali o Thailandia desarrollando una industria textil local paralela al turismo. El incremento del número de celebraciones internacionales cada año convierte a la isla en un atractivo destino para celebrar cualquier tipo de enlace matrimonial en parajes idílicos, en la playa, en pleno naturaleza o en grandes mansiones. A ello se le suma una gastronomía rica y variada, una oferta de ocio norturno de primer nivel e infraestructuras adecuadas para satisfacer el gusto de los novios más exigentes.