Mar o montaña, pero con un denominador común: gastronomía mediterránea de altísimo nivel. De esta manera, naturaleza y romanticismo se funden en los enlaces que se celebran en el Hotel rural Can Curreu, en plena naturaleza en Sant Carles, y en el restaurante Estel, junto al mar en Santa Eulària.

La elegancia y el ambiente exquisito imperan en Estel. Un restaurante en el que la decoración interior y de la terraza se mimetiza con el gusto de los novios, que pueden adaptar el gran espacio a su gusto para conseguir la celebración más original.


En Can Curreu es posible celebrar la ceremonia al aire libre en un espectacular jardín presidido por un olivo milenario, rodeado de naturaleza. En medio de una increíble vegetación, el momento del cóctel junto a la piscina con increíbles vistas al valle y la puesta de sol, deja un recuerdo imborrable en los invitados.

El concepto de los dos establecimientos es idéntico, el mejor servicio, con experiencia en la organización de eventos y una calidad gastronómica indiscutible, como sello de distinción.