La unión de un entorno espectacular y una gastronomía ibicenca de alta calidad definen a Port Balansat. Ubicado en el Puerto de Sant Miquel, en plena playa, es el lugar ideal para organizar bodas, comuniones o aniversarios. El restaurante cuenta con un equipo experimentado y profesional.

El espacio puede alberga 250 invitados o dividir en zonas privadas para tomar el aperitivo, degustar un almuerzo o cena, y por supuesto, para el baile. Port Balansat dispone de una amplia carta de menús basados en arroces, pescados y mariscos frescos.