Las tendencias de la moda nupcial de primavera-verano de este año se decantan por tres conceptos y líneas básicas a la hora de crear y confeccionar trajes y vestidos de novia: romanticismo, sensualidad y elegancia. En las pasarelas internacionales y españolas se impone una novia fresca, elegante, sensual y minimalista en algunos casos.

Atrás quedan los vestidos recargados y las reminiscencias de la moda nupcial clásica para dar paso a prendas más vaporosas, ligeras y fáciles de llevar que permiten a la novia mostrar su belleza con más descaro y sencillez, a la vez, su espíritu libre y la delicadeza de su juventud.

Las novias ‘millennials’ buscan reflejar su personalidad en un vestido que resalta su belleza y feminidad

Las novias millenials buscan reflejar su personalidad en un vestido que resalta su belleza y su feminidad a través de escotes de vértigo en la espalda, hombros descubiertos, senos remarcados, silueta de princesa o sirena y estructuras multicapas de tul, organza y otros materiales semitransparentes que permiten ver el esplendor de la novia. Son mujeres actuales que quieren mostrar toda su belleza en uno de los días más importantes de su vida.

La moda nupcial, costura, fiesta y ceremonia está cambiando sus parámetros y diseños para amoldarse

La moda nupcial, costura, fiesta y ceremonia está cambiando sus parámetros y diseños para amoldarse a la nueva realidad festiva y conmemorativa de los tiempos que corren con creaciones de autor, prendas personalizadas y confeccionadas al gusto de una mujer moderna e independiente.

Los vestidos con tirantes que dejan ver los hombros con túnicas, velos, capas largas, lazos grandes en el pecho, capas de princesas escotes en V a la espalda marcan la pauta creativa de la temporada junto a los clásicos y tradicionales vestidos en blanco. Éste sigue siendo el color predominante que alterna el beige en algunas creaciones y el rosa, que esta temporada marca más tendencia.

Una celebración mas personal

La antigua boda es cada vez una celebración más amplia, panorámica y personal en la que intervienen numerosos elementos que configuran el estilo que los contrayentes quieren reflejar ante su familiares amigos e invitados. Los novios participan ahora activamente en todo el proceso, eligen y supervisan personalmente todos los detalles, bien a través de un wedding planner o implicándose directamente en la elección del vestido, banquete, fiesta, música, el grupo, el dj, los elementos florales, el banquete, los postres, los regalos de los invitados y hasta los dulces o chocolates de fin de fiesta.

Se impone la novia natural y sofisticada a la vez que mantiene una coherencia con su vida común

Como en todo, la tecnología va imponiendo pausadamente su ritmo y otras formas y comportamientos para que la ceremonia se convierta en una fiesta más completa, redonda y personal.

Las ferias de bodas o Bridal Weeks a nivel internacional, nacional o local muestran a los contrayentes un nuevo universo de posibilidades, impensables hasta hace poco, para conocer todo el abanico de tendencias gastronómicas, reposteras, musicales, festivas, logísticas, localizaciones, en arte floral y alternativas de todo tipo que configuran una nueva forma de entender el espectáculo de la ceremonia, la celebración y hasta la puesta en escena.

La Ibiza Bridal Week ha sido un buen ejemplo de esta nueva fórmula de crear un evento y ha planteado un buen escaparate para que los profesionales muestren sus ofertas y el público y los novios recreen su imaginario nupcial.

La segunda edición de la Feria de Bodas de Ibiza ha reunido a periodistas y bloggers especializados en el sector para debatir los gustos, tendencias y nuevas formas de entender los enlaces. Ocho profesionales apuntan los elementos que contribuyen a que una boda sea increíble «que tenga un denominador común, coherencia, corazón e inspiración, que sea una extensión del día a día y refleje la alegría de la pareja. La novia debe ser natural y sofisticada, a la vez, y que mantenga una coherencia con su vida común» apuntan Ana y Alba, del blog ‘Todo Conffeti’.

Hay una revolución en el sector nupcial que está cambiando la oferta y el abanico de posibilidades

Para Keyla Díaz, del blog Slow Weddings: «Es importante saber cómo quieres hacer la celebración, es una fiesta para disfrutar y debe ser un reflejo de cómo son los novios. Hay que romper el protocolo y celebrar el amor como quieras, sin mandamientos»

Para Wendy del blog ‘Bodas de Cuento’ «lo mejor es hacer bodas de gente como si fueran familiares, pero que no sean las bodas y fiestas que quieren tus padres. Hay una revolución en el sector, está cambiando para profesionalizar los eventos, se ha ampliado la oferta y el abanico de posibilidades y hay más versatilidad. En España se hacen bodas espectaculares en todos lados».

Todos coincidieron igualmente en que Ibiza es el gran destino de negocio de las bodas actuales a nivel nacional e internacional.