- Publicidad -
El Paladar
El Paladar
El Paladar
El Paladar

Lucas Kelm tiene 28 años. Es argentino, y actualmente es bar manager de AMO, el último proyecto de la familia Alajmo, en Venecia. Lleva ocho años detrás de las barras, una profesión que le apasiona, y que se le da bastante bien como demostró con su medalla de plata en la competición Elit Art of Martini, celebrada el 23 de septiembre en Ibiza. Casi cuarenta participantes de todo el mundo presentaron su interpretación más vanguardista del cóctel clásico, demostrando ser capaces de crear auténticas obras maestras.

-¿Cuál ha sido tu experiencia en la competición Elit Art of Martini?
-Fueron cuatro días inolvidables, llenos de emociones y de magia. Bartenders de todo el mundo, cada uno con su particular estilo y distintas habilidades, nos alojamos en Hard Rock Hotel Ibiza, fuimos a fiestas privadas por toda la isla, y los cinco finalistas, además, tuvimos el privilegio de hacer una masterclass con el chef Paco Roncero y almorzar en Sublimotion. Fue una experiencia de vida.

-¿Estás contento del resultado obtenido en esta competición?
-Sí, claro. Esta era mi primera competición a nivel mundial y no puedo pedir más. Para mí es un premio a todos los sacrificios de estos años, pero al mismo tiempo es un punto de motivación para seguir mejorando día tras día.

-¿Cómo empezó tu pasión detrás de la barra?
-Me apasiona la gastronomía en general, ¿a quien no le gusta comer y beber bien? Pienso que el bartender es una mezcla entre un chef y un buen camarero: tienes la posibilidad de crear y, al mismo tiempo, de poder contar al cliente el porqué de esa creación. Como ocurre con un plato de comida, me gusta trasmitir una emoción, contar una historia o simplemente hacer pasar un momento divertido con mis cócteles.

-¿Qué te llevas de esta experiencia en Ibiza?
-Regresar a Ibiza es como volver a mi casa, es una lugar mágico que llevo siempre en mi corazón. Tengo muchos amigos en la isla y estoy siempre en contacto con ellos, cada vez que regreso a Ibiza me cargo de muy buena energía.

-¿Volverías a trabajar a la isla?
-Como dije, Ibiza es mi casa. En este momento estoy muy feliz de poder aportar mi experiencia en el grupo Alajmo, ellos son los mejores de la gastronomía italiana. Pero, sí, algún día en un modo o en otro voy a volver a mi casa.

-¿A quién dedicas esta victoria?
-Son muchísimas las personas que estuvieron luchando conmigo: mi padre, Fernando, y mi madre, Carolina; mis dos hermanos, Nico y Franco, mi novia Ilaria, mis parientes en Argentina, mis amigos en Italia y en España, todo el Grupo Velier, Nadia y Paola, a mi gran amigo y el mejor Brand Ambassador Simone Bodini Max y Raf. Y, por supuesto, a toda la gran familia Alajmo: mis colegas de AMO como Michele, Roberto Pepe, Lorenzo, Enrico y los demás. Dedico a todos ellos este excelente resultado siempre prometiendo que iré a por más.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!