El pasado sábado, Ushuaïa Ibiza Beach Hotel abrió sus puertas en una nueva edición de Ants. Las sesión con más esencia underground abarrotó el beach club en una nueva demostración de la buena salud de la que goza una de las fiestas de moda entre el público local y turista. Las hormigas volvieron a llenar Ushuaïa en una tarde dónde la electrónica más puntera se entremezcló con un calculado y soberbio despliegue visual que encajó a las mil maravillas en un evento con espíritu de festival.

Original 'performance' en la sesión de los sábados en Ushuaïa. GABI VÁZQUEZ
Original ‘performance’ en la sesión de los sábados en Ushuaïa. GABI VÁZQUEZ

La tarde daría sus primeros pasos con Mr. J, que más tarde cedería el turno a la italiana Francesca Lombardo, una de las irrupciones más notables en Ibiza esta temporada. Ya con Ushuaïa en un estado de alteración notable, el back to back entre Maya Jane Coles y Kim Ann Foxman elevó la fiesta un nivel más en dónde el público no paró de bailar y levantar los brazos en una sesión dónde ambas entremezclaron sus estilos con un resultado de lo más sutil. Gorgon City mantuvo el discurso de sus antecesoras siendo el paso previo al traslado de la fiesta al escenario principal.

Allí, primero un siempre correcto Andrea Oliva llevaba al éxtasis a un público caliente que se agolpaba alrededor de la piscina. Después el holandés Joris Voorn, en una sesión más original que de costumbre dónde hasta Bowie tuvo cabida, cerró una fiesta que sin lugar a duda pasará al recuerdo de los allí presentes.