Durante las vacaciones (o sumergido en plena rutina), no hay nada mejor que relajarse a primera hora del día tomando un buen desayuno. Los beach club de la isla, conocedores de este placer mundano, se han esmerado en ampliar sus opciones para comenzar la jornada, centrándose en ofrecer un sinfín de posibilidades culinarias pero cuidando al detalle su presentación y la ambientación del espacio. Todo para conquistar a sus clientes también al principio de la jornada.

En una atmósfera muy relajada, Brigante Beach Club ha apostado fuerte por los desayunos, contrantando al ‘maestro’ Timothy Talbot, conocedor de los alimentos que debe contener esta primera comida del día.

A orillas del Mediterráneo, en Platja d’en Bossa, los comensales pueden deleitarse con un sinfín de sabores en forma de desayuno inglés que cuenta también con su versión vegana (mucho más saludable), desayuno japonés (con arroz, salmón, fruta…) y otras opciones como zumos exprimidos en frío (coldpress) que mantienen todas las propiedades (incluidos los antioxidantes) de la fruta. El propietario del establecimiento, Matteo Morara, indica que en Brigante Beach Club se puede desayunar hasta las tres de la tarde: «para adaptarnos al ritmo de muchas personas que están de vacaciones y se levantan tarde».

A pocos metros de allí, Ushuaïa Ibiza Beach Hotel presenta en su beach club un enorme bufé que pueden disfrutar los huéspedes del hotel pero también clientes de fuera que quieran darse un capricho (con reserva previa). El espectáculo forma parte del desayuno, donde los comensales pueden encontrar desde una noria cargada de golosinas hasta una estación de corte de jamón 5J, un sinfín de frutas para comer recién cortadas o recién exprimidas (en forma de zumos), frutos secos, kebab, huevos en todas sus formas, yogures, muesli…

Ushuaïa Ibiza Beach Hotel homenajea también a sus restaurantes Montauk Steakhouse y Minami Japanese Restaurant en su desayuno, y presenta dos pequeñas estaciones en las que los clientes pueden deleitarse con cortes de carne de wagyu, frisona y angus criadas en Ibiza (de la Granja Santa Gertrudis) y una selección de sushi dulce y salado. A ellas se suma la estación Little Italy, la gran fuente de chocolate para bañar frutas o golosinas, una furgoneta cargada de rica bollería recién hecha y otros caprichos que sientan genial a primera hora de la mañana.

Una de las secciones más saludables es la Detox, donde se elaboran zumos naturales recién exprimidos. «Los clientes pueden escoger las frutas y verduras que deseen y se le preparan al momento», explica Iván Spínola, chef ejecutivo de Ushuaïa Ibiza Beach Hotel. Uno de los zumos Detox más solicitados es el de espinacas, apio, jenjibre y manzana verde, una inyección de energía para comenzar la jornada con fuerzas.

Para los clientes top, un nuevo escenario para comenzar el día: el restaurante Montauk Steakhouse. Allí se sirve The Gourmet Breakfast, donde la exclusividad forma parte de cada detalle. Todo con música en vivo para acompañar la experiencia.

En Santa Eulària, en Cala Nova, un remanso de paz inunda Atzaró Beach por las mañanas. Los zumos Detox son también una constante en las comandas de las mesas, sin olvidar la gran, colorida y sabrosa ensalada de frutas, ideal para refrescarse ya de buena mañana.

Hablando de desayunos saludables, no hay que olvidar el restaurante Amante Ibiza, situado a pie de mar en Sol d’en Serra, donde se presenta una selección de alimentos muy sanos, que además los clientes pueden degustar justo después de practicar yoga a primera hora de la mañana. Zumos naturales recién exprimidos, fruta fresca, huevos, cereales, yogur natural, frutos secos y bollería integral recién horneada para degustar con un telón de fondo de impacto.