En la vida siempre quedan placeres por descubrir… Muchos de ellos pueden encontrarse en Destino Ibiza, uno de los establecimientos más apreciados de la isla. Sumergirse en las sensaciones que brinda un día en este paraíso es una opción perfecta para experimentar, sentir y disfrutar de instantes únicos.

Inspirado en la luz de Ibiza y en el mar, Destino Ibiza emerge en los acantilados de Cap Martinet con unas vistas increíbles. Desde primera hora de la mañana, es posible deleitarse con un desayuno en el que se presentan seis tipos de zumos diferentes, variedad de frutas naturales, superalimentos, platos calientes y pastelería artesanal. «He diseñado este desayuno para mitificar la salida del sol», comenta, orgulloso, Samuel G. Galdón, chef ejecutivo de Destino Ibiza.

También él es el responsable de la carta de finger food que se sirve en la gran piscina central, concebida para olvidarse del reloj. Ceviches refrescantes, tacos mexicanos, quesadillas y cocina nikkei pura para ofrecer toda una montaña rusa de sabores. Por supuesto, con una selección de coctelería y entretenimiento diurno.

A mediodía llega la propuesta más mediterránea, con tres tipos de arroces, pescados enteros al grill japonés con jugos y salsas japonesas… Un festival de aromas, texturas y sabores que armonizan con los platos auténticamente nacionales que completan la carta.

Los más sibaritas, aquellos que realmente apuesten por la experiencia gastronómica, no pueden obviar las noches en Destino Ibiza. Samuel G. Galdón conquista a los paladares gourmet con una cocina creativa contemporánea que llega en forma de tapas, y acompañada de espectáculos los siete días de la semana. Y qué decir del Menú Xperience, con showcooking incluido, que se ha convertido en la sensación del verano ibicenco.