Un momento de la fiesta celebrada ayer en Nikki Beach. SERGIO G. CAÑIZARES

Uno de los beach clubs más selectos y exquisitos de la isla, el Nikki Beach de s’Argamassa, celebró ayer su fiesta de bienvenida a la temporada 2017. A partir del medio día, y con una copa de bienvenida para todos los clientes que llegaran antes de los 14 horas, el beach club mostró ya sus cartas de lo que será su quinta temporada en Ibiza.

La lluvia no fue obstáculo para que clientes y amigos se acercaran para descubrir la nueva propuesta que el beach club ha preparado para este 2017 con gastronomía internacional, música y espectáculos en vivo, moda y arte, un estilo de vida marca de la casa.