La fiesta continuó hasta las doce de la noche. Foto: Nikki Beach

Más de 500 invitados se dieron cita el viernes en Nikki Beach Ibiza vestidos de riguroso blanco para celebrar la tradicional White Party, una de las fiestas más icónicas y reconocibles en el calendario del beach club. Por quinta edición consecutiva, Nikki Beach desplegó toda su magia desde la una de la tarde y hasta la medianoche, con una fiesta única cargada de sorpresas y donde el concepto Circus Circus inundó el recinto con su universo decorativo y artístico.
La música en vivo fue algo constante y el dúo Funklove, el violinista Julio Cuba, el guitarrista Manuel Moore o la teclista Lorena de Tena también formaron parte del desarrollo musical de la Nikki Beach White Party ibicenca.