En esta coqueta playa de la costa de Santa Eulària, junto a es Canar, en un ambiente tranquilo y discreto, el Restaurante Cala Martina emerge como uno de los establecimientos más característicos de la cocina tradicional ibicenca.

Una playa tranquila en un ambiente familiar.  AISHA BONET
Una playa tranquila en un ambiente familiar. AISHA BONET
Productos de primera calidad. AISHA BONET
Productos de primera calidad. AISHA BONET

Conocido por su espectacular bullit de peix, su variedad de arroces, paellas y pescados frescos, tanto al horno como a la plancha, este establecimiento lleva casi 40 años ofreciendo una carta basada en los productos locales, todo ello con un servicio muy atento y profesional.

El restaurante posee un pequeño vivero con langostas y bogavantes y dispone de un mostrador donde se pueden elegir los pescados frescos que quiera degustar cada comensal. La riqueza de este sitio reside en su buena gastronomía y en su extraordinaria ubicación porque se trata de un lugar tranquilo y agradable donde poder comer o cenar y tomarse un mojito o un cóctel en buena compañía y sin los agobios típicos del verano ibicenco.

El Restaurante Cala Martina permanece abierto todo el año. En esta época, de mayo a octubre, abre todos los días de la semana y permanece con su cocina abierta hasta las once de la noche. En los meses de invierno, el restaurante abre al mediodía.

Degustar una paella o un delicioso bullit de peix en esta cala con una playa de fina arena y aguas cristalinas y envuelta en un ambiente tranquilo y familiar es uno de los mayores placeres que ofrece este tramo de la costa este de la isla.