Entrevista a Cathy Guetta
Cathy Guetta actuando como protagonista en su fiesta ‘Gangstars’ en la discoteca Hi. fotos: SANDRINE GÓMEZ

Tras vivir una extraordinaria experiencia con su exmarido David Guetta con la fiesta F***me I’m Famous, Cathy Guetta busca su propio camino como directora artística y performer creando ahora su propia marca, compitiendo en la noche y en las vallas con los grandes nombres de la escena local. En la entrevista a Cathy Guetta cuenta cómo ha conseguido ser la nueva reina del baile… de día y de noche.

¿Este es su verano de oro?
  • Está siendo un verano muy especial. Desde los 17 años estaba enamorada de los clubs, la noche, ver a la gente divertirse y bailar. Vine a Ibiza por primera vez hace 25 años con mi exmarido David Guetta y descubrimos la isla juntos, éramos como niños delante del árbol de Navidad visitando las discotecas y viviendo la energía de la isla, que era alucinante, y decidimos hacer cosas en la isla.
¿Cómo comenzó su andadura?
  • Empezamos en Space con Pepe Roselló, nos conocimos en París donde vino a la sala de conciertos donde nosotros actuábamos, Bataclan. Nos propuso pinchar los sábados en Space y estábamos como locos.
    La primera fiesta fue un desastre porque llovió mucho y había mucha gente y lloré como una niña pequeña. Poco a poco la fiesta fue mejorando. Luego fuimos a Privilege con Daft Punk y Laurent Garnier y más tarde nos unimos al grupo Pacha que nos propusieron hacer una fiesta que tuviera una regularidad, nuestra fiesta.
    David empezó a ser un dj famoso y a tener su propia residencia. Poco a poco creamos la maravillosa y exitosa fiesta ‘F***k me, I’m famous’. Para mí también fue un poco el verano dorado de mi vida por el éxito de la fiesta y el crecimiento como dj de David que se convirtió en una estrella. La fiesta creció y se hizo famosa internacionalmente.
¿Siguieron los pasos como pareja de Manumission?
  • La primera fiesta que tuvo una residencia en la isla fue Manumission, pero la nuestra fue la segunda creada también por una pareja aunque creo que potenciamos más la zona VIP. Antes el clubbing en Ibiza estaba concentrado en la pista, nosotros creamos una fiesta con una pista llena de gente y una zona VIP repleta también.
¿Cómo maneja ahora tres fiestas como protagonista?
  • Por eso es mi verano dorado, ahora estoy sola haciendo muchas cosas maravillosas como Cathylicious en Lío y Gangstar en Hï y la promoción de Black Coffee.
¿De dónde saca el tiempo?
  • Soy muy organizada. Me clasifico las tareas, trabajo mucho pero son oportunidades que me han surgido y no podía dejarlas pasar. Por cuestiones de mi divorcio de David Guetta salí de F***k me I’m famous ya que nos separamos personal y profesionalmente. Empezamos juntos, lo hice por amor a David y a la música, pero cuando terminamos me fue imposible continuar. Me fui con mis hijos a Londres y durante tres años me aparté del clubbing porque fue una tragedia para mí. Necesitaba reencontrarme a mi misma en todos los sentidos.
¿Cómo volvió a Eivissa?
  • Empecé a pensar en el nuevo clubbing que estaba surgiendo, las nuevas ideas y en Eivissa. Durante esos tres años fui una madre normal, haciendo cosas cotidianas como llevar a los niños al colegio, cosa que nunca había tenido tiempo de hacer.
    Al mismo tiempo acabé mi mansión en Sant Josep y quería celebrarlo porque era un acontecimiento especial. Celebré la inauguración de mi casa, organicé mi fiesta después de tres años y fue un evento sensacional. Fue la primera vez que la gente descubrió a Black Coffee pinchando en mi casa durante toda una noche.
    Había gente que le conocía DC10, pero solo era una hora y media dentro de todo un cartel de diferentes artistas. La gente se volvió loca y a todo el mundo le encantó.
¿Ahí resurgió su espíritu de promotora y vio la luz?
  • Al día siguiente el mánager de Black Coffee me llamó y me ofreció ser su socia y promotora para crear una residencia para Black Coffee en Ibiza, como lo hice para F***k me I’m famous y al mismo tiempo Yann Pissenem pensó en mi para hacer algo en Hï. Las dos propuestas surgieron a la vez.
    Al principio no fue fácil porque el club era nuevo, la gente se acordaba de Space y fue difícil. Pero apostamos por Hï y Black Coffee y por otro lado el grupo Pachá me propuso crear algo nuevo para Lío. Entonces pensé en una fiesta con música funky y hiphop, algo bonito con mi nombre como protagonista en el cartel junto a más chicas.
¿No tuvo miedo escénico de pasar a un primer plano como protagonista en Ibiza?
  • Tenía mucho miedo porque era la primera vez que me enfrentaba a un reto como protagonista y en un club tan grande como Hi y Lío, pero no tenía nada que perder. Arranqué la fiesta Cathylicious el año pasado, se convirtió en una fiesta preciosa con gente muy guapa y especial para escuchar y vivir una noche divertida con música diferente.
    Hice dos fiestas y al final de la temporada pasada Yann Pissenem me ofreció hacer una fiesta el lunes en Hï, ya que ese día estaba disponible.
    Me quedé paralizada porque por supuesto el hip hop es el estilo musical número uno en el mundo, pero no tenía claro que pudiera funcionar en una discoteca tan grande como Hï.
    Al final me convenció, me dijo que confiaba en mí, pensé en el concepto de Gangstar y tiramos para adelante.
Parece que le gustan los retos. como ponerse a boxear en un ring en medio de una disco.
  • Me encantan. Pensé y trabajé mucho en el concepto de Gangstar porque el hip hop está en todas partes. Vivo en Londres y en París y contrasto que está vivo en todos los lugares del mundo, por supuesto en Estados Unidos.
    Quería crear un concepto nuevo y que la gente viniese a la fiesta por ese concepto no por un dj famoso determinado.
    El origen del clubbing siempre ha sido la fiesta, en los 60, 70, 80… la gente iba a la discoteca, sala de fiestas o boite a pasárselo bien, conocer a gente y bailar y hoy en día muchas veces no es así. Sé que digo esto y va en mi contra, ya que nosotros creamos justamente este concepto, pero ahora es diferente ya que tengo la oportunidad de crear algo nuevo Quería también mi propia producción, tener relación directa con mis chicas, sé que a todas las chicas les gusta la música R’n’B y hiphop, quería 50 chicas en el escenario con buenas vibraciones y guapas toda la noche y hasta customicé junto con mi diseñador los trajes de las chicas.
¿El ring en medio del escenario es porque le gusta el boxeo?
  • Quería un ring de boxeo bien grande en mi fiesta. Quiero recalcar que Yann y su hermano Roman me han proporcionado la mejor producción para esta noche con visuales espectaculares en grandes pantallas de leds, confetti de dólares, globos de Gangstar, la vestimenta… todo ha sido fantástico. Pensaba mostrar al público toda la noche bailarinas, 6 disc-jockeys MC y como guinda del pastel mi show ‘Cathy’ en el ring bailando, he trabajado mucho con mi coreógrafa que vino de Londres para entrenarme.
¿Usted es un poco tímida, tuvo vergüenza al comienzo?
  • Al principio, tenía vergüenza de bailar en el ring delante de tanta gente. El hecho de ser promotora le añade estrés; soy la figura de la fiesta y tengo un show cada semana. El público ya sabe que a las dos de la madrugada salgo y todo el mundo está preparado con su cámara. Es una fiesta muy simpática, creo cositas para regalar, lo hago con todo el corazón porque amo la fiesta, el clubbing y el público. Me encanta hacer disfrutar a la gente y darle lo mejor en todos los sentidos. Cuando eligen tu fiesta se lo merece todo y más.
¿Parece contenta con sus nuevas propuestas de ocio?
  • Cathylicious es un éxito, una fiesta bonita, cada vez hay más gente cenando, el otro día había unas 550 comensales y después viene más gente para la fiesta. Gangstar es la novedad porque no hay nada similar, la gente no lo esperaba, es música hiphop, el ring en el escenario y mi show.
    Cada lunes vienen cuatro mil personas a verme, estoy muy orgullosa porque al principio no estaba muy segura que funcionase pero ahora es todo un éxito. Black Coffee es una de los grandes dj de la escena ibicenca, tengo una relación muy buena con él y su mánager Lionel. Hemos creado algo grande ya que la vibración de la fiesta, la gente y Black Coffee son sensacionales.
¿Cómo se organiza con tanto lío, chicas y gangs?
  • Gran parte de mi trabajo la realizo en invierno y el resto al principio de la temporada para acabar de rematar cosas. Cathylicious es la segunda temporada y es más fácil. Cuando todo marcha es todo una rutina semanal. En la fiesta Black Coffee estoy detrás en el backstage, ya que gira todo en torno al dj, le apoyo y ayudo, pero Yann se encarga de todo. La fiesta de los lunes, sin embargo, gira todo en torno a mí y eso es mucha más presión porque si no funciona o va mal es malo y negativo para mi imagen.
¿Y además lleva los restaurantes Bikini y Turquoise?
  • Se trata de oportunidades. Si todo está bien organizado y lo puedes compaginar no hay problema. Los lunes es mi fiesta Gangstar en una discoteca, los miércoles Cathylicious en el restaurante cabaret Lío, otra cosa totalmente diferente con música, más funky; y dos días después es Black Coffee de la que estoy más apartada.
    La oportunidad del restaurante llegó con una propuesta de Raduanne Morauk con con un inversor detrás. El lugar es excepcional, quizás uno de los últimos sitios disponibles cerca de la playa en la isla, así que acepté. Aporté la parte artística, que es lo que más me gusta, y me encargo de la comida y del ambiente. Mi socio Raduanne se encarga de las otras cosas.
¿Pero no tiene nada que ver con la noche y la fiesta?
  • Cuando adquieres un lugar tienes que pensar en el concepto y el tipo de gente con el que quieres trabajar. Es un lugar chic y elegante que mima el producto y sabor de los alimentos. No es un beach club o beach restaurant, sino un restaurante junto al mar. Otro reto fue crear este concepto diurno y diseñar todo el interior a mi gusto.
    En abril me ofrecieron Turquoise y les dije que no tenía más tiempo. Pero uno de los inversores estaba interesando y al final lo hicimos también, así que tengo dos restaurantes en Talamanca muy diferentes. El año que viene me lo tomaré con un poco más de calma, pero seguiré con mis tres fiestas. Estoy segura de que he nacido para ver a la gente feliz sobre la pista de baile.
¿Se encuentra más a gusto como mujer de negocios de día o de noche?
  • Como mujer de negocios, creo que en el mundo de la noche, aunque en unos años me veo trabajando más por el día, no sé si dentro de diez años seguiré en un escenario.
Ha creado junto a David Guetta la marca ‘F***k me, I’m famous’. ¿Quiere crear su propia marca?
  • La marca es Guetta, durante 25 años creamos la marca David & Cathy Guetta. Ahora estoy sola y todo mi trabajo está bajo el nombre de Cathy. La gente que viene a verme a mis fiestas o restaurantes me ve como sinónimo de trabajo, esfuerzo y éxito, una mujer que puede dar el máximo al público, calidad, detalles. Me gusta cuidar de la gente, me encanta estar rodeada de miles de personas, necesito ver mucha gente contenta de mi trabajo, sacrificio, esfuerzo… A veces es difícil porque me gustaría pasar más tiempo con mis hijos.
¿No le cansa la fama?
  • En la vida hay gente que es líder y otra que no. Soy una líder y debo estar delante de todo porque la gente viene por ti.
¿Nuevos proyectos como llevar su show a Las Vegas?
  • En Las Vegas hay muchos clubs y mucho hip hop. Gangstar es hip hop, boxeo y chicas glamurosas. Las Vegas es una ciudad para el boxeo; creo que es el lugar perfecto. Si algún día surge, fantástico. Me han ofrecido que haga la fiesta Gangstar y Cathylicious en muchos otros sitios, pero hay que organizarlo, lo que surja será bienvenido porque será más éxito.