Tiene una dilatada carrera como representante y mánager de proyectos y artistas, entre los que figura Paris Hilton. Su educación profesional americana difiere mucho de la forma de entender el mundo del espectáculo y entretenimiento en España. Desde esa óptica, Harold Gallo analiza el potencial de la cultura española, la situación privilegiada de Ibiza y la forma de entender a una celebridad mundial como Paris Hilton.

¿Usted se considera un representante, un mánager o un promotor de artistas?
Mi cargo es representante pero en el caso puntual de Paris Hilton diría que soy mánager, un promotor, un amigo y un padre como dice ella. Llevo muchos trabajando con Paris Hilton, así que cubro muchas más funciones que las de un representante al uso. Pero la parte externa que se ve de mi labor es la de un representante.

¿En España no está bien definido las tres figuras profesionales del entorno de un artista como mánager, representante y promotor?
En los años que llevo trabajando en España he podido ver que no son figuras muy definidas. Es por eso que a veces escuchamos cosas alrededor de las relaciones con los artistas. Por ejemplo, que un mánager abusó del artista, lo guió mal o hubo malversación de fondos. En el formato americano existen varias personas que trabajan para el artista en función de su capacidad. El mánager es la persona que se dedica a trabajar el día a día con el artista, a desarrollar una estrategia de proyección y crecimiento.

¿Puede establecer las diferencias entre mánager y representante?
El representante es el que está buscando en el mercado target del artista oportunidades adecuadas, creando y diseñando para que funcione en total conexión con todo lo que ese artista esté haciendo en ese momento. Luego está la figura del business manager, que administra la parte económica y del que depende un publicista y el equipo personal: asistentes y secretariado.

¿La figura del promotor se da más a nivel cinematográfico?
La figura del promotor es la de una entidad totalmente independiente que puede trabajar, crear y promover para artistas distintos. Muchas veces, como es mi caso, creamos un proyecto y buscamos a un promotor para que lo explote.

¿Qué valor añadido puede aportar un promotor?

El know how, la promoción y el conocimiento de los potencionales espacios para desarrollar eventos, en los que puede intervenir el cantante, actor, dj o personaje famoso.

Habituado al sistema de trabajo americano, en el que los roles profesionales están mucho más definidos, ¿cómo ha sido trabajar en España?
La cultura española tiene un potencial enorme, una fuente inagotable de recursos humanos, culturales y gastronómicos. Tiene mucho de dónde nutrirse, es muy rica, pequeña e íntima a la vez, quizá por ello todo el mundo quiere hacer un poco de todo y la gente te quiere ayudar y apoyar. He tenido una muy buena experiencia, alguna diferencia también, pero exclusivamente cultural.

«La cultura española tiene un potencial enorme, es una fuente inagotable de recursos humanos, culturales y gastronómicos»

¿España tiene tanto arte como se dice y parece?
Es un país con un potencial de artistas impresionante. Siempre ha habido cantantes, toreros, bailaores y bailaoras, zarzuela, teatro, grandes pintores y arquitectos… Hay tanto arte y tantas oportunidades para llevar ese arte al público que, evidentemente, hay mucha gente que quiere trabajar y colaborar en los proyectos. Y cómo en todo, hay gente que lo hace muy bien y otra que no lo hace tan bien.

Harold Gallo en una foto reciente en el Hotel Nobu Ibiza Bay de Talamanca. Pablo Dass
Harold Gallo en una foto reciente en el Hotel Nobu Ibiza Bay de Talamanca. Pablo Dass

¿Falta cultura profesional para llevar a artistas por parte del mánager, promotor y productores?
Creo que hace falta un poco más de cultura general en el público que consume los espectáculos y el producto. La comunicación masificada que existe hoy en día, a través de Internet y las redes sociales, que tiene su parte buena y mala, nos da la oportunidad a todos al mismo tiempo de comunicar lo que vemos. Sin embargo, las personas vemos las cosas desde una óptica diferente, el público en general está muy confuso; hace falta educar al público en ese sentido.

¿Cuál es su filosofía básica de trabajo?

Dedicación en lo que hago y sobre todo intentar siempre, aunque a veces es muy difícil, ser muy buena persona. Mi padre siempre nos enseñó desde pequeños que se atrae más abejas con miel que con vinagre.

En un mundo tan difícil como el del espectáculo no es fácil ser buena persona todos los días.

Sí, es cierto, parece complicado pero tengo mucha fe en el karma y el tiempo se encarga de poner a las personas en su sitio; en solo cinco veranos que vivo aquí he visto un par de personas y marcas muy grandes desaparecer de los primeros puestos del ranking y alguna de ellas está en la UCI.

En Ibiza hay siete fiestas cada día de la semana, más los eventos de ‘beachs clubs’, restaurantes y demás. Es una isla de fiesta constante ¿cómo se gestiona tanto entretenimiento y diversión?

Ibiza es un sitio precioso y siempre será un sitio muy bonito. En Ibiza se han alineado las estrellas para que haya una multitud de eventos de gran nivel de carácter mundial. A nivel espectáculo y entretenimiento no tiene nada que envidiar a ningún lugar en el mundo, Ibiza está en la cima del entretenimiento. Cuando te levantas por la mañana y has vivido todo eso, tienes la impresión de estar en un paraíso. Pocos lugares en el mundo se pueden permitir eso. Pero de la misma manera creo que habría de existir un mayor asociacionismo, una mayor diálogo y colaboración entre todas las personas que trabajamos para el turismo: hoteles, restaurantes, servicios…

¿Echa de menos más colaboración empresarial?
Falta mucha colaboración y es una pena porque juntos se consiguen más cosas. Todos lo hacemos bien dentro de nuestras capacidades pero estoy seguro de que si nos sentásemos y compartiésemos los conocimientos e ideas podríamos crear oportunidades más grandes y positivas para la isla.

¿Cómo se lleva a un artista como Paris Hilton que viaja tanto, tiene tanta visibilidad mediática en las redes sociales y que es tan potente a nivel de imagen?
Dedicándole mucho tiempo. Dependiendo de la época del año hay que dedicarle horas, hablar con ella, compartir muchos emails y whatsups con el equipo y muchas veces cuando terminas de todo eso tienes que dedicar tiempo a pensar, diseñar, crear, organizar y viajar con antelación para conocer los sitios donde se pueden celebrar los eventos. Al final trabajar con ella es muy fructífero, es una experiencia enriquecedora de ver y vivir.

¿Cómo es su relación con ella?
Compartir cosas con una persona que el mundo considera extraterrestre, por decirlo de una manera simpática, es gratificante. Paris Hilton tiene el espíritu de una niña y a la vez es una persona que tiene la habilidad de hacer feliz a muchas personas, independientemente de que muchos puedan pensar que es una felicidad superflua como pueda ser divertirse, bailar, tomarte una copa o pasar una noche loca. Todos los trabajos que he tenido han sido muy fructíferos, me han ayudado y educado para llegar donde estoy pero con Paris Hilton comparto algo más.

«En Ibiza se han alineado las estrellas para que haya una multitud de eventos de gran nivel mundial»

Da la impresión que lo aportado por Paris Hilton a la isla en términos de promoción global durante los últimos cinco años no se le ha valorado adecuadamente a nivel institucional.
El público nos valora y nos quiere. Además, a todas partes donde vamos nos abren las puertas. Tenemos el cariño de los ibicencos y de las personas que visitan la isla. Quizá no se valore en determinados ámbitos porque hay una mentalidad un poco transeúnte de que el que viene es bien recibido pero el que se va no le echamos de menos. Desde el momento en que Paris Hilton inauguró su residencia en Amnesia en 2013, ha proporcionado una visibilidad a nivel mundial a la isla sin precedentes ni parangón con ningún otro proyecto o marca, pero pese a haberlo intentado en repetidos años no hemos culminado ningún acercamiento institucional para encontrar sinergias o ángulos de apreciación de mutuo beneficio.

¿Tienen relación directa con las instituciones?
Tenemos una buena relación con figuras institucionales del actual y anteriores equipos de gobierno que son personas excelentes y encantadoras pero quizá es un tema que va más allá de la capacidad de cada persona y de la organización institucional.

¿Se podría haber sacado más partido institucional a la figura de Paris Hilton como embajadora?
Paris Hilton ya es una gran embajadora de Ibiza. No obstante, podemos hacer aún muchas más cosas. Desafortunadamente existe un clima gubernamental compartido, existen tres fuerzas políticas muy potentes, respetadas en la isla y estas tres fuerzas deben liderar y crear. Creo que es un tema de carencia de tiempos y quizás por eso las cosas sean un poco difíciles. Tenemos un gran aprecio por esta isla. Paris Hilton ha dicho en innumerables ocasiones en importantes medios de comunicación de todo el mundo y en foros culturales, empresariales y sociales de prestigio que el mejor sitio en el mundo para ella es Ibiza. Sin duda una valiosa afirmación por parte de una persona que viaja 750.000 kilómetros al año, que es conocida en los cinco continentes y que ha estado en los lugares más aspiracionales, bellos y deseados del mundo.

«creo que Hace falta un poco más de cultura general en el público que consume espectáculos»

¿Siente aprecio especial por la isla o hay algo de estrategia de marketing en ello?
Es un amor real. Lo siente, adora la isla, su gente, su gastronomía, Dalt Vila, Formentera, los hoteles, restaurantes y discotecas. Hablamos de una persona que tiene una visibilidad mundial enorme. Estamos dispuestos a hablar con todo el mundo para crear sinergias que conduzcan a cosas positivas. Tanto Paris Hilton como yo tenemos especial cariño a esta isla y sus habitantes, nunca podemos decir que se nos haya tratado con indiferencia, así que creo que hay muchas oportunidades.

Su colaboración altruista con Apneef y los niños con necesidades especiales de Ibiza es sin duda un buen ejemplo de su amor y respeto por la isla. ¿Ha tenido esta colaboración el recorrido adecuado?
Hemos creado una colaboración muy buena con Apneef hace ya cuatro años. Creemos que es una entidad maravillosa, desafortunadamente es pequeña y carece de los medios para amplificar en beneficio de la asociación y los niños los resultados de una acción apoyada por Paris Hilton. Pongo un ejemplo de una oportunidad que se presentó hace unas semanas cuando un equipo de una TV americana se encontraba rodando en la isla un programa en el que participa Paris Hilton. Quisimos hacer partícipe a Apneef para darle visibilidad mundial al increíble trabajo que la asociación desarrolla, sin embargo nos dijeron que estaban de vacaciones.

¿Y que ocurrió?
Evidentemente se perdió una oportunidad para poner el nombre de Apneef en el oído de mucha gente y a darse a conocer por todo el mundo, llegando a muchas personas.

¿Es quizás el pasotismo tradicional del verano de Ibiza?
Es una opinión, pero creo que sí. Me gustaría equivocarme y que alguien me lo dijera. La mayoría de las personas que trabajan aquí luchan mucho, aunque tengo la sensación, por lo que he hablado con algunos ibicencos, que les gustaría alejarse de aquí porque se sienten como si se les hubieran robado algo.