Ha puesto su dilatada experiencia como exdirector internacional de operaciones de Cirque du Solei al servicio de Heart Ibiza con la idea de lograr una nueva experiencia única a nivel mundial.

¿Cómo va la temporada desde el punto de vista de Heart?
Estamos muy contentos, recibiendo buenas críticas y comentarios. Además, satisfechos con la nueva propuesta que vamos cambiando y mejorando cada día. Es una temporada muy buena.

En el sector apuntan que está siendo una temporada irregular en la afluencia de público.
Se nota que es un poco irregular, hay algo extraño en cómo se está moviendo la isla con respecto a algunos parámetros que teníamos antes. Algo está cambiando, hay mucha más oferta, somos más dando gastronomía de calidad y es normal que la gente pruebe nuevas propuestas, eso hará que haya más gente en un futuro.

¿La oferta de ocio ha superado la demanda?

Hemos notado que se ha diluido un poco. Al final hay más restaurantes, más sillas, más promoción, más oferta. Nuestro objetivo es ofrecer calidad en todo lo que hacemos y la gente vendrá. Pero desde luego hay mucha calidad en la isla como para quedarse parado y no ofrecer más.

¿Qué diferencias hay básicamente en la propuesta gastronómica de entretenimiento de Heart Ibiza este año?
Esta temporada es una evolución más ya que estamos en constante evolución, no solo en comparación con la temporada anterior sino que realizamos cambios casi a diario, cada semana, para mejorar. El estar posicionados no nos hace parar buscamos la consolidación, ya que pensamos que en cuanto piensas que estás consolidado, es malo. La cuestión es mejorar y aprender de los errores que cometimos la temporada pasada y cambiar esa dinámica

¿En cuanto al show ¿qué ha cambiado con respecto al 2016?
Hemos cambiado básicamente todo. Hay artistas que ya son de la familia porque llevamos unos años trabajando con ellos, tenemos artistas nuevos y también artistas de la isla. La idea es renovar el espectáculo siempre que el concepto artístico vaya de la mano del gastronómico. La filosofía es entrelazarlo todo para crear esos momentos mágicos de la experiencia entera. Vamos transformando lo que es la sala ade noche en conceptos muy diferentes con la mayor calidad y variedad posible.

¿Fusionar el show con la gastronomía de una forma particular y original es a base del éxito?
Se trata de usar todos los elementos para impactar a los sentidos. Estás comiendo, escuchando, viendo y sintiendo muchas percepciones a la vez. Cuantos más sentidos podamos tocar a la vez mejor. Tratamos que la parte del espectáculo se cruce con la comida haciendo que esos elementos interactúen entre si para que el cliente disfrute del espectáculo, la mesa, que respire todo lo que pasa a su alrededor y dar un carrusel de postres para lograr que el final de la cena sea apoteósico y la experiencia con el show sea conjunta.

Ha apostado por buscar artistas de la isla para introducir el talento local en un sitio famoso como Heart Ibiza ¿lo ha conseguido?
Espero más, sé que hay mucho más talento del que ha venido. Estamos en la búsqueda de ese talento, hay gente increíble en la isla que tiene propuestas artísticas que sorprenden mucho. La idea es fusionar ese talento en el contexto de Heart y sorprendan. Hay que explotar el talento y la creatividad que reside en la isla.

Usted ha estado al frente de las operaciones de Cirque de Soleil y conoce cómo encontrar artistas, ¿le sorprende que haya tanto talento en una isla tan pequeña o lo ve normal?
No me sorprende, Ibiza es un lugar muy especial para eso, atrae mucho talento durante la temporada, pero también hay gente que reside aquí y quiere desarrollar su arte en la isla. Por eso la apuesta de este año fue captar el talento que estaba aquí, nos quedamos un poco cortos porque el talento va mucho más allá. Esa gente vive aquí y está haciendo propuestas increíbles vayas por donde vayas, por eso queremos integrarlo en la idea de Heart.

¿Por eso han llevado la original fiesta de Acid Sundays a Las Dalias?
Ha sido una experiencia increíble llevar el Acid Sundays a La Dalias porque ha sido una transformación lógica que no depende de paredes sino de una filosofía, un concepto artístico muy mutante y de Ibiza. Las Dalias es un sitio muy icónico y Acid Sundays es un evento muy especial, a la gente le encanta el concepto y la mezcla, la fusión del mercadillo con Acid Sundays, la música, que sea una fiesta de día, para niños, ligera, que la gente se pueda disfrazar y esté abierta a la isla. No se cobra entrada ya que la idea es promocionar y ver que Acid Sundays y Las Dalias tienen una fórmula muy interesante.

Y esto tiene un retorno interesante para Heart.
Ha tenido y tiene un retorno muy interesante y bueno en cuanto a imagen y marca. La gente ha comentado mucho la apuesta que ha hecho que Heart en Las Dalias. Hemos desarrollado un concepto nuevo y es interesante que lo haya hecho Heart.

Heart potencia este verano una fiesta diferente cada día de la semana, ¿se está desarrollando como pensaban?
Las tres patas de Heart son: la gastronomía, el espectáculo y el club y la fiesta es la tercera pata. El tener conceptos muy diferentes, cosas establecidas y nuevas hace que el club vaya cogiendo forma. Hemos apostado por la calidad de luz, música, sonido y conceptos y ahora contamos con suficiente variedad para que todo el mundo tenga su sitio en Heart. Hay fiestas muy especiales y bonitas durante el verano.

¿Está satisfecho con esta evolución hacía la idea de club?
Estoy satisfecho porque es una sala que le gusta a la gente y donde se siente cómoda. Hemos aprendido mucho en la operativa del club. Somos un sitio de paso, al que la gente viene se toma un par de copas y luego se va a otro sitio. Ese movimiento es bonito y plantea nuevas posibilidades.

«Buscamos el talento que hay en la isla para integrarlo en la idea de heart Ibiza y sorprender»

El primer año había casi que tocar a la puerta de Heart para entrar, ahora cambia la puesta en escena cada día anunciando la fiesta y emulando a la discotecas, ¿han mutado a esa forma de atraer público o lo demanda el mercado?
Tienes que tener una cierta demanda que permita atraer a gente diferente cada día. No puedes pretender que vengan a tomar copas tres días seguidos por muy bien que se lo pase. Si ofreces conceptos diferentes puedes acoger a más variedad de público. Eso se refleja ahora en la entrada. Es otro reclamo más, no se trata de separar ese concepto de los demás, es fusionar gastronomía, espectáculo y club sin diferenciarlo. Transformar el espacio y convertirlo en club es cada vez más fluido. Lo más difícil es que el cliente que cana se sienta integrado, a gusto y forme parte de la noche. A la gente le gusta cada vez menos moverse de los sitios.

Albert Adrià comenta que están ya en plena fase de evolución para el próximo año.
Llevamos mes y medio tomando notas y planes, en invierno hay mucho tiempo para pensar y divagar. Hay cosas que no pueden cambiar a mitad de temporada y hay que planificarlas. La temporada pasa tan rápido que como no actúes y planifiques rápido te pasa sin que te des cuenta. Estamos pensando ya en el año que viene, cuando arrancamos, vemos como está la isla, como reacciona el público, analizamos el show y el menú y empezamos a hablar con la gente para la próxima temporada.

¿Heart es una especie de laboratorio permanente?
Totalmente, ese es el concepto. Es un laboratorio constante semana tras semana. Cuando acaba la temporada, empieza un proceso que te permite entrar en la siguiente con un concepto claro.

¿Qué le gustaría conseguir que todavía no ha logrado?
Hay muchas cosas que me gustaría conseguir a nivel de satisfacción, para que la gente se sienta contenta. Hemos recibido buenos comentarios y críticas pero queremos que la gente lo vea como una experiencia casi única. La experiencia total que proponemos a este nivel de calidad es muy difícil encontrarla en el mundo. Queremos ser los mayores en cariño, calidad, servicio, apuesta y seguir evolucionando en ese sentido.