¿Cómo fueron tus inicios en el mundo de la noche?
Me fui de Almería a Madrid a estudiar Ingeniería y Derecho con una beca. El dinero que recibía era para el colegio mayor y los estudios, así que decidí trabajar para mis gastos y empecé de relaciones públicas en una discoteca. Se me daba muy bien y poco a poco fui conociendo a gente de la noche, me hicieron jefe de grupo y, sin darme cuenta, ya estaba trabajando en varios de los mejores locales de Madrid.
Al poco tiempo comenzaste a hacerte cargo de la primera discoteca, ¿cuál fue?
Dream On (comienza el sueño), un nombre muy acertado (sonríe). Empecé a llevarla hace 17 años. Por aquel entonces también estudiaba Arte Dramático, pero lo dejé porque comenzó a irme muy bien y me di cuenta de que era lo que realmente me hacía feliz, así que decidí luchar por ello.
¿Cuándo llegaste a Eivissa?
Llegué a la isla con 18 años para estar 3 días de vacaciones y me acabé volviendo a final de temporada. Fue un amor a primera vista. Llamé a mi madre y le dije: «Ni derecho ni ingeniería, yo he nacido para el mundo de la noche». Regresé a Madrid y continué mi carrera, siempre sabiendo que volvería.
¿Y cómo fue el salto?
Desde que conocí la isla supe que quería trabajar aquí, así que decidí montar mi propia marca y probar suerte, así fundé SuperMartXé, con debut en La Riviera de Madrid. Tras la tercera fiesta que hice presenté mi candidatura a la isla y me la dieron. Fue todo muy rápido, una vez aquí recibimos un Premio Guiness a la semana y luego otros muchos premios más…la fiesta tuvo mucho éxito.
¿Qué quiere decir SuperMartXé?
Es una mezcla entre supermercado y superfiestón. Un supermercado para todo tipo de fauna humana, que es lo que realmente me fascina del mundo de la noche. Gente de todos lados, de todas creencias de todas razas, ideologías, clases…ahí reside la magia.
¿Cómo surge SuperMartXé, cuál era la intención?
Quería ofrecer una fiesta que tuviera buena música pero que no dependiese exclusivamente de un dj, sino que el papel esencial fuese también el espectáculo. Vi que había un vacío es esa rama y decidí cubrirlo con una oferta de ocio nocturno diferente. Que la gente pagase una entrada a cambio de un buen espectáculo y mucha diversión.
¿Cuál fue el primer show?
En el escenario metimos un tiovivo y estaba Bibi Ándersen con correas tirando de chicos como si fueran perros. Empezamos fuerte. Quería llamar la atención, que fuese como el ‘Circo del sol’ nocturno, un teatro de sueños.
La fiesta nunca ha cambiado de club en la isla, ¿cuál es la relación de SuperMartXé con Privilege?
A lo largo de todos estos años hemos estado en Privilege y nunca he pensado en cambiar porque hasta ahora siempre me ha ido muy bien. Creo que tiene los requisitos necesarios para mis espectáculos, buena relación laboral y también personal. Cuando en un sitio de esta bien para qué cambiarse.

El estilo de la fiesta se adapta al club como un guante.
El estilo de la fiesta se adapta al club como un guante.

Actualmente trabajáis mucho a nivel internacional…
Desde el primer año de Ibiza ya nos conocieron a nivel internacional y ha ido aumentando progresivamente. Actualmente realizamos alrededor de 300 fiestas al año de World Tour, en un 95% del mundo.
Cada temporada los trajes de los espectáculos son más sorprendentes y elaborados ¿quién es el diseñador este año?
Los vestidos y accesorios son de Manuel Albarán, un excelente diseñador que ha realizado su última colección para el mundo de la noche. Con su carrera en lo alto ha decidido dejarlo para vestir a estrellas de la talla de Lady Gaga y Rihanna y , por la amistad que nos une, me ofreció la colección y decidí comprarla entera para tener la exclusividad de sus prendas.
Una década al pie del cañón, ¿cómo es el enfoque de SuperMartXé ‘Evolution Revolution’?
Cumplimos diez años y es tiempo de renovar o morir. Ya tenemos un bagaje y queremos seguir creciendo. Este año cambiamos la propuesta y dejamos de lado las actuaciones porno para subir el nivel y ofrecer una fiesta más exclusiva que se pueda transportar a países como EEUU y Dubai. Hemos cambiado el estilo musical de EDM a techno house, los escenarios son más modernos, futuristas, la producción es notablemente mejor, vamos evolucionando con la sociedad y las tecnologías para no quedarnos nunca atrás. En definitiva, evolucionar sin perder la esencia.
¿Ha sido difícil el camino?
Si, ha sido y sigue siendo muy duro, pero haces lo que teapasiona y merece la pena. Siempre me ha gustado superarme y he luchado por lo que he querido, así que, si lo haces con cariño, aunque sea mucho trabajo, la satisfacción es enorme.
¿Algún nuevo proyecto a la vista?
Mañana empiezo a grabar un programa de televisión para Cuatro. Se van a hacer 7 episodios en 7 semanas y se emitirá a lo largo del verano. Pero no puedo dar más datos, tendréis que verlo.
¿Un reto superado?
Realizar 30 fiestas en 31 días en China, una locura. Empezamos en Hong Kong a 45º y terminamos en Mongolia con abrigos y un frío horrible.
¿Un proyecto soñado?
Este año quiero llevar SuperMartXé a seis ciudades de África y donar los beneficios para construir una escuela en cada una de las ciudades. Hace años que tengo en mente este proyecto y espero poder llevarlo a cabo este otoño, a más tardar el que viene.

«Hay que evolucionar para no quedarse atrás» asegura Nano.