El legendario Fabric Londres cierra

[:es]La instituciones deciden revocarle la licencia tras la muerte de dos personas por sobredosis el pasado mes[:en]The institutions has decided to give for finished the life of one of the most influential places worldwide in the electronic music[:]

Las puertas de Fabric Londres nunca volverán a abrirse.

El mundo del ocio nocturno se ha encontrado esta semana con una de las peores noticias de los últimos tiempos. El club londinense Fabric, todo un icono de la famosa escena clubbing de la capital inglesa, se ha visto obligado a echar el cierre de forma permanentes tras serle revocada la licencia de la que disponía.

La muerte de dos jóvenes por sobredosis de drogas el pasado mes de julio ha sido la causa final por la que el municipio de Islington ha decidido dar por finalizada la etapa de uno de los locales más influyentes a nivel mundial en la música electrónica durante sus más de 15 años de historia.

LA POLICÍA NO HA DEMOSTRADO EL CONSUMO MASIVO DE DROGAS EN EL LOCAL LONDINENSE

A pesar de que se ha comunicado oficialmente que el cierre del local se debe principalmente al fallecimiento de estas dos personas, solo dos de los 11 puntos de los que dispone el informe policial que ha desencadenado la noticia pertenecen a este hecho, mientras que el resto corresponden a una operación encubierta de este mismo verano ejecutada por la policía de Islington bajo el nombre de ‘Operación Lenor’.

Un ‘dj’ en la famosa cabina de la sala principal del club. DANNY SEATON
Un ‘dj’ en la famosa cabina de la sala principal del club. DANNY SEATON

Como indica el periódico británico Independent, en dicha operación varios agentes se infiltraron de incógnito y aseguraron encontrar a jóvenes con claros «síntomas de haber consumido drogas, incluyendo sudor, ojos rojos o mirada perdida», aunque no se recopilaron pruebas evidentes del consumo masivo de estupefacientes en el interior del local. Varios nombres de la industria se han manifestado en contra de esta decisión e incluso ya han comenzado a surgir las primeras teorías conspiracionales sobre las que se asegura que el cierre de Fabric se debe a interés de especulación inmobiliaria.