El International Music Summit (IMS) clausuró el viernes su edición 2016 con la ya famosa fiesta en el Baluard de Santa Llúcia. Tras tres días intensos de música y conferencias, aproximadamente dos mil personas llenaron la explanada ubicada en la muralla que rodea a Dalt Vila y desde dónde se disfruta de una de las mejores vistas de la ciudad y puerto de Ibiza.

Gran ambiente en Dalt Vila
Gran ambiente en Dalt Vila

Francesca Lombardo, B-Traits y el adictivo directo de Benjamin Damage coparon las primeras horas de evento. Ya con el sol cayendo en el horizonte, Nicole Moudaber endureció la fiesta con una sesión de techno directo sin paliativos que captó la atención del público. Por su parte, Tale Of Us suavizó el discurso en 45 minutos de música melódica, envolvente y por ciertos momentos etérea.

Pero el gran vencedor de la noche fue Dubfire. El artista iraní cerró el International Music Summit con su directo Hybrid, una auténtica maravilla compuesta por visuales en tres dimensiones y su característico minimal-techno de sonidos excelentemente depurados.